Vigila tu alergia para no quedarte sordo

¿Sabes que las personas alérgicas pueden dañar seriamente su audición si no tienen cuidado?
Descubre cómo en nuestro blog del oído.

Una alergia mal cuidada puede derivar en una infección del oído y, posteriormente, en una pérdida auditiva. Te contamos cómo prevenir que esto suceda.

Seguro que en más de una ocasión tú también has sucumbido ante los estornudos propios de las alergias. Ahora sabemos que evitarlos puede causar una infección y ser perjudicial por tanto para la salud de nuestro oído. 

Esto se debe a que, al reprimir el estornudo, aumenta la presión en la nariz y en la garganta y puede pasar a los oídos. Cuando esto sucede, las partículas que entran en nuestras vías respiratorias producen inflamación y aumento de la formación de moco, pudiendo provocar una otitis.

La hipersecreción de moco congestiona a su vez la Trompa de Eustaquio que comunica el oído con nuestras fosas nasales y esto dificulta la correcta ventilación y el paso de aire, generando una disminución de la audición.

Por esta razón, los expertos recomiendan a las personas alérgicas que extremen la precaución ante estos síntomas. De no hacerlo, su oído puede verse afectado y, su capacidad auditiva, mermada.

Entre otras patologías derivadas de un mal tratamiento de las alergias se cuentan los mareos, la pérdida de equilibrio, el taponamiento de los oídos o la sensación de presión.

En Audifón sabemos lo importante que es oír bien y por eso nos preocupamos por tu salud auditiva. Visita nuestros centros auditivos repartidos por España y nuestros audioprotesistas se encargarán de que así sea. 

Fuente: Parasordos