La alergia puede provocar pérdida auditiva

Algunos síntomas de la alergia ponen en peligro nuestra salud auditiva

Con la  llegada de la primavera, además del buen tiempo y el buen humor, también aparecen los primeros síntomas de la alergia que, aunque no lo sepas puede producir pérdida auditiva.

Los ojos, las vías respiratorias y los oídos son los principales órganos perjudicados por los efectos de la alergia. Las congestiones y los estornudos son síntomas habituales que además pueden afectar al oído directamente. Esta conexión se produce a través de la trompa de Eustaquio, lo que origina sensación de taponamiento o incluso leves pérdidas auditivas.

Por muy intensos que sean los síntomas de la alergia, hay varios fármacos que puede atenuar los efectos de la primavera. Sin embargo, lo más recomendable es acudir a un alergólogo, ya que hay una solución para cada problema, y hay muchos tipos de alergias que se tratan de diferente manera. Así se podrán evitar algunos inconvenientes como inflamaciones o infecciones en el oído.

Una de las principales recomendaciones de los expertos es no reprimir los estornudos. Al taponar la nariz, y prohibir la salida del aire por las fosas nasales, esa presión de aire se cuela a través de la trompa de Eustaquio hasta llegar al oído medio. Esto puede provocar desde una sensación de dolor agudo hasta la perforación del tímpano, causando esto una pérdida de audición temporal o crónica.

Además, la acumulación de mucosa en las fosas nasales, como consecuencia también de esa conexión a través de la trompa de Eustaquio, puede afectar al oído en forma de otitis o infecciones en el mismo. Por es necesario que se sigan las indicaciones del alergólogo si la alergia comienza a agravar los síntomas en cualquier persona.

Este es uno de los factores que pueden incidir negativamente en nuestra audición pero que podemos controlar. De la misma manera que la contaminación acústica, el elevado volumen de los auriculares o escuchar a poca distancia una explosión puede afectar a nuestro grado de audición, y son situaciones que podemos evitar o al menos controlar. 

Sin embargo, hay otros factores que provocan pérdida auditiva y que no se pueden evitar. Como por ejemplo la edad o elementos genéticos inherentes a cada uno. Pero teniendo en cuenta esto, todo lo que podamos hacer por cuidar nuestra audición no está de más. 

No obstante, muchas veces tenemos descuidos, y si estos factores u otros ya han incidido en la capacidad auditiva será necesario acudir a un especialista para que pueda valorar cuál es la mejor solución que aplaque el problema.

Lo que está claro, de momento, es que las prótesis auditivas, conocidas como audífonos, son una de las soluciones más efectivas y cómodas para las personas que sufren pérdida auditiva. Aparatos con la última tecnología, los diseños más discretos y más cómodos que ayudan a superar las barreras de la comunicación que impone la pérdida auditiva.

En Audifón tenemos una amplia gama de audífonos adaptables a cada situación y necesidad. Nuestro cualificado equipo de audioprotesistas velará por facilitar a cada paciente la mejor solución a cada problema. En la tienda online además, hay una gran variedad de productos y accesorios que cuidarán de tus oídos y tu salud auditiva a la perfección.