Alimentos para prevenir la sordera

El déficit auditivo puede combatirse desde varios frentes. Uno de ellos, el de la prevención de la pérdida, pasa por comer ciertos alimentos.

Está demostrado que las propiedades de ciertos alimentos pueden prevenir enfermedades e infecciones de oído, ayudando así a la conservación de la salud auditiva.

Si aún no tienes síntomas de una hipoacusia profunda pero estás en esa fase en la que, más que nunca, quieres cuidar la salud de tu oído, te alegrará saber que algunos alimentos pueden ayudarte a conseguirlo. Por supuesto, ninguno de ellos es mágico, por lo que no servirá de nada que los comas si no cuidas tu audición por otras vías.

Para comenzar, debes conocer cuáles son las vitaminas que pueden retrasar la aparición de la sordera. Estas son la vitamina A y la vitamina B1, presentes en alimentos como las zanahorias, los plátanos, las judías, la berenjena, los espárragos o las naranjas. Además, componentes como el zinc, el potasio y el magnesio también serán de gran ayuda en tu cruzada contra la pérdida auditiva.

Como decimos, en las zanahorias encontraremos vitaminas muy positivas para nuestra audición y, en concreto, una fuente de betacoreno ideal para potenciar la creación de anticuerpos. También los lácteos - igual que todos los alimentos que contienen calcio - combinados con el magnesio potencian las células inmunes.

Para la prevención de infecciones, la naturaleza nos ha proporcionado otros alimentos ricos en glóbulos blancos como las nueces, cuyo alto contenido en vitamina E ayuda a que estos funcionen correctamente; el chocolate, que contiene dos nutrientes fundamentales para equilibrar los glóbulos blancos como son el hierro y el magnesio o los vegetales con hojas verdes, que contienen vitamina A y ácido fólico, indispensables para la reproducción de glóbulos rojos y blancos.

Otros alimentos beneficiosos para nuestro oído porque refuerzan nuestras defensas son los ricos en zinc, que podemos encontrar en la levadura, las ciruelas (pasas y frescas) y los duraznos, muy adecuados para mejorar la audición.

Estas son las claves alimenticias que queremos que conozcas en Audifón. Ahora que las tienes, solo queda ponerlas en práctica. Recuerda que una dieta equilibrada y practicar ejercicio periódicamente puede evitarte muchos problemas y sustos en el futuro.