Audifón y CESAL, más de 20 años luchando por los desfavorecidos en Uganda

Audifón y CESAL trabajan en colaboración para asegurar la salud auditiva en este país africano.

Audifón y CESAL surgieron en 1988. Además de compartir más de 27 años de trabajo para la sociedad, CESAL como ONG de cooperación internacional y Audifón como empresa líder en el sector auditivo, sus caminos se unieron en los años 90 para trabajar por Uganda.

A principios de los años 90, un matrimonio de otorrinos, Lorenzo Rubio, exjefe del servicio de otorrinolaringología del Hospital Rúber Internacional de Madrid, y su esposa María Rosa de Cárdenas, comenzaron a viajar a Uganda, un país marcado en esos años por las graves tasas de muertes a causa del SIDA y la mala situación sanitaria y hospitalaria del país. Lorenzo Rubio era en esos momentos además presidente de la ONG CESAL, organización que lleva desde 1988 trabajando por los más desfavorecidos del mundo.

En 1995 CESAL propuso al matrimonio desarrollar en el país ugandés un proyecto de desarrollo enmarcado en la creciente preocupación que existía en la Organización Mundial de la Salud por la pérdida de audición entre la población, urgiendo a los países a preparar planes nacionales para la prevención y el control de las principales causas de sordera y a impulsar un marco de asistencia primaria entre niños y ancianos. Por ello, decidieron conjuntamente organizar un curso de quince días en el hospital de Matany para enfermeras y 'asistentes médicos' (médicos con solo tres años de carrera), realizado conjuntamente con el Ministerio de Sanidad de Uganda. En Uganda solo existían 8 otorrinos para una población de más de 28 millones de habitantes, en un país donde dadas las condiciones infecciosas existían un millón de niños y niñas con hipoacusias congénitas (en España representaban un 2 por 100 de la población).

En total, durante esos años, se realizaron cuatro cursos, en cuatro áreas de Uganda, y formaron a 65 personas cubriendo 33 de los 37 distritos médicos que existían en el país e incluso impulsaron la creación de una asociación para la prevención de la sordera. Además, uno de los ocho otorrinos existentes en el país, que trabajaba para el Ministerio de Salud y amigo del Dr. Lorenzo Rubio, el Dr. Edwar Turitwenka, realizó diferentes formaciones en España. Es ahí cuando el anterior presidente de Audifón D. José Loreto González del Águila, consciente de la situación del país, comenzó a apoyar la labor de Turitwenka y CESAL entregando audífonos, pilas, audiómetros y material para elaborar moldes. 

Desde esos años, y hasta hoy, Audifón con su programa Ayuda para Uganda, apoya económicamente y con material sanitario el trabajo que CESAL impulsa en el país.