Cómo cuidar los audífonos en verano

En la época estival, las prótesis auditivas pueden averiarse hasta un 30% más.
¡Descubre cómo evitarlo!

Llega el verano y, con él, una época delicada para los audífonos, que pueden sufrir los efectos de la humedad, la arena de las playas y otras cosas típicas del período de vacaciones.

Los audífonos para el oído son dispositivos digitales muy eficaces y, cuanto mejor los cuidemos, más tiempo podremos disfrutar de sus beneficios para volver a oír bien. Ahora que el verano ha llegado con sus piscinas, su arena y sus viajes por el mundo, conviene extremar estos cuidados.

Y es que se estima que unos diez mil apartos necesitarán a lo largo de estos meses de calor reparaciones de distinto tipo. Las causas son, como decimos, el calor, la humedad y la arena, que llegan a aumentar las averías hasta un 30%.

El agua y la humedad son los agentes más perjudiciales por los daños que pueden provocar en el altavoz del audífono. Por su parte, la arena puede obstruir el adaptador y el auricular e impedir que el sonido se procese como debería.

Evitar que esto suceda es más sencillo de lo que parece: tan solo debes asegurarte de proteger el audífono correctamente cuando salgas de viaje. Para ello, basta con cubrirlo con especial cuidado, por ejemplo, con un paño. Además, si vas a sitios lluviosos no olvides añadir al equipaje un gorro que lo proteja y unas pastillas antihumedad.

Para asegurarte de que cuidas tus audífonos correctamente durante las vacaciones, visita nuestra tienda online y compra todos los productos que te ayudarán a conseguirlo, como nuestros sets de limpieza y nuestras pastillas secantes.