Cuidar los audífonos no es tan complicado

Limpiar un audífono para el oído, cambiar sus pilas y, en definitiva, conservarlo para prologar su vida útil, es mucho más sencillo de lo que piensas. ¡Descubre cómo hacerlo en Audifón!

Puede que su aspecto delicado te haya engañado en alguna ocasión pero, toma nota: los audífonos son aparatos diseñados para que duren el mayor tiempo posible y cuidarlos es pan comido si sigues estos pasos tan sencillos...

Usar audífonos para volver a oír bien es una de las opciones de muchas personas que, con el paso del tiempo o por otras causas, han perdido parte de su capacidad auditiva. Como te hemos explicado en otras ocasiones, estos dispositivos digitales se diseñan con una gran variedad de prestaciones que hacen que quien los use vuelva a escuchar con facilidad lo que ocurre a su alrededor. Son, por tanto, ideales para recuperar la calidad de vida y desenvolverse en el mundo sin obstáculos.

Por suerte, con los avances de las tecnologías los audífonos para el oído han pasado de ser aparatos incómodos y demasiado llamativos a tener un tamaño minúsculo, casi imperceptible. Además, hoy por hoy su funcionamiento es especialmente sencillo y están pensados para que cualquiera pueda manejarlos con facilidad y seguridad.

Esta apariencia sofisticada puede hacer que las personas que necesiten audífonos perciban, erróneamente, que son aparatos complicados de cuidar. Nada más lejos de la realidad, pues en realidad su cuidado no presenta complicaciones si se siguen las instrucciones necesarias, un par de sencillos pasos con los que conseguiremos que el audífono tenga una vida lo más larga posible y disfrutaremos de sus ventajas durante mucho tiempo.

Pasa ser exactos, lo principal que debes saber sobre el cuidado de estos aparatos es que es recomendable una limpieza periódica y que, para ello, existen unos materiales específicos. En Audifón, al comprar uno de nuestros audífonos, te entregamos estas herramientas totalmente gratis y te explicamos cómo usarlas en casa.

Así, en la entrega del audífono, nuestros pacientes reciben un paño, un cepillo y un hilo limpia venting. Tres herramientas de gran utilidad para limpiar todas las partes del audífono sin complicaciones. Con el cepillo podrás limpiar el auricular y los micrófonos del audífono, teniendo especial cuidado de no presionar mucho y romper su filtro. Por otro lado, con el paño limpiarás la oliva, la carcasa y el molde de los audífonos y el hilo limpia venting te servirá para eliminar los restos de cera que puedan quedar en el canal de ventilación del aparato.

Como decimos, es importante además que la operación limpieza del audífono la lleves a cabo cada día, mejor aún si esperas a que llegue el momento de quitártelo para ir a la cama. Ten en cuenta también que nunca debes utilizar líquidos como el alcohol o el agua.

Ya ves que cuidar los audífonos para el oído es mucho más fácil de lo que pensabas. Por si acaso, y si te ha quedado alguna duda, te aconsejamos que visites nuestros videotutoriales. En ellos los expertos audioprotesistas de Audifón te explican paso a paso cómo realizar la limpieza, el cambio de pilas e incluso de programa. ¿A qué esperas para echar un vistazo? Pincha aquí para consultarlos todos.