En el Día del Padre, regálale el oído

En Audifón sabemos muy bien lo importante que es el apoyo de la familia en las situaciones complicadas. En vísperas del Día del Padre, nos acordamos de las palabras que a él le gustaría escuchar.

Padre no hay más que uno y por eso, en su día, ¿no crees que merece oír esas palabras que tanto tiempo lleva esperando? Es sencillo para ti y toda una motivación para sus oídos.

Se acerca el Día del Padre, y seguro que has recorrido todas las tiendas del mundo en busca del regalo perfecto para él. Quizás no sea necesario complicarse tanto la vida ni buscar tan lejos, porque el verdadero regalo puede y debe salir de ti.

Es por ello que desde Audifón, este año, te proponemos que cambies de táctica y te centres en lo que es verdaderamente importante, en aquellas palabras que tu padre merece escuchar. Palabras de apoyo, de alegría, de cariño... Frases que le hagan saber que estarás con él en los momentos en los que te necesite y para las decisiones que debáis tomar juntos.

Porque solo con imaginar su cara de alivio tras escuchar el esperado "no estarás solo" ya es motivo suficiente para sentirte satisfecho con tu decisión. Si lo que quieres es transmitirle paciencia y cariño ante su nuevo reto auditivo, un mensaje que puede serle de gran ayuda es aquel que le dé fuerzas para continuar. Un "tranquilo, todo saldrá bien" es lo que tu padre está esperando oír para saber que no se encuentra solo, que le harás de guía cuando las barreras de su oído quieran ponérselo difícil.

En los centros auditivos Audifón hemos adquirido un compromiso con las personas que se enfrentan a la sordera. Queremos concienciar de la importancia de una sociedad que tenga en cuenta a quienes no escuchan con claridad, para así evitar situaciones de riesgo de exclusión social. Por ello, hace ya un tiempo que reivindicamos cuál es tu papel en todo esto: ahora te toca a ti cuidar de ellos y evitar que la sordera se convierta en una barrera. ¿Cuánto tiempo hace que no te preocupas por la salud auditiva de tus padres? ¿Cuánto tiempo hace que deberías haber venido a vernos?