Celebramos el Día Mundial del Cuidado del Oído

En el Día Mundial del Cuidado del Oído queremos concienciar de la importancia de hacerse revisiones auditivas periódicas

En Audifón estamos de celebración por el Día Mundial del Cuidado del Oído, y queremos aprovechar esta ocasión para recordar lo importante que es realizarse revisiones auditivas periódicas. 


La fecha escogida para este día no es casualidad. Y es que se eligió el día 3 del mes 3 por la simbología que representa la forma de este número, simulando las dos orejas a cada lado de la cabeza. Así mismo, se estableció la celebración de este día para concienciar a la sociedad de lo importancia de la realización de controles auditivos para detectar posibles problemas de audición. Este día coincide además con nuestra campaña en Córdoba de concienciación sobre las revisiones periódicas para prevenir futuros problemas.

Disfrutar de una buena salud auditiva es imprescindible para poder disfrutar de todo lo que nos rodea. Aunque a veces no se le dé la importancia que se merece a la buena audición, lo cierto es que el hecho de no poder oír con claridad las voces de los seres queridos, una llamada desde la otra parte del mundo, tu programa preferido de radio o televisión o el último estreno de cine son limitaciones que te impiden ser completamente feliz.

En la actualidad tenemos innumerables factores a nuestro alrededor que atacan constantemente nuestra salud auditiva, provocando patologías temporales o crónicas, o simplemente pérdida auditiva. Hay algunos que directamente no podemos controlar, como es el ruido ambiental al que nos exponemos cada día. El volumen que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) como máximo permitido por nuestros oídos son 65 decibelios (dB), sin embargo, este índice se sobrepasa con creces en países como España (2º país más ruidoso del mundo por detrás de Japón). El tráfico, los bares o las industrias emiten un volumen de ruido muy por encima de lo que el oído humano puede soportar, y este factor que no depende tanto de nosotros supone un gran problema para nuestra audición.

Por otra parte, existen otra serie de circunstancias que afectan a nuestra audición y que son perfectamente evitables, como es el hecho de utilizar auriculares para escuchar música. Éste es uno de los principales motivos por los que comienza a descender la edad media en la pérdida auditiva. En la actualidad se sitúa en los 65 años, sin embargo, va descendiendo progresivamente hasta los 40 y 50 años. Para que no se considere factor de riesgo, se recomienda no exponer al oído a más de 85 dB durante un tiempo superior a 8h, o a 100 dB por más de 15 minutos.

Así que, en el Día Mundial del Cuidado del Oído, desde Audifón queremos dejarte algunos consejos para que cuides de tus oídos como se merecen:

  •     Evitar sonidos ambientales muy fuertes, o al menos no exponerse a ellos durante mucho tiempo.
  •     Vigilar el volumen de los auriculares. Como hemos comentado ya, es uno de los principales factores de riesgo en lo que a pérdida auditiva se refiere.
  •     Controlar el volumen de la radio o la televisión. Aunque este sonido no incida directamente sobre el conducto auditivo, éste es otro de los motivos por los que comienza a perderse la audición. Los efectos no son inmediatos, sino que se notarán en un periodo de 15 a 20 años.
  •     Cero bastoncillos de algodón. Aunque siempre se ha creído que son un artículo de higiene para nuestros oídos, lo cierto es que son realmente perjudiciales, como consecuencia de empujar la cera al final del conducto. El oído es un órgano que se limpia solo.
  •     Mantén tus oídos secos, para evitar posibles infecciones por hongos. Las infecciones son la segunda causa de pérdida auditiva.
  •     Realizar revisiones auditivas anuales. Realizar controles de vez en cuando puede evitar problemas posteriores.