Edificios que aislan del ruido exterior

Evitar el impacto negativo del ruido en nuestros oídos se puede conseguir gracias al buen aislamiento de los edificios.

El impacto del ruido en las ciudades afecta a nuestra audición a niveles más altos de lo que pensábamos. ¿Podemos evitarlo de alguna manera? Parece que la acústica de nuestros edificios puede ser un buen comienzo...

CTE Arquitectura nos da la clave: los ruidos más perjudiciales vienen del exterior de los edificios que habitamos. Por ello, para cuidar nuestra audición y evitar la pérdida auditiva producida por el ruido, tenemos que proteger muy bien nuestras viviendas de las fuentes sonoras externas.

Tan importante como usar protectores auditivos en situaciones de riesgo para nuestros oídos es procurar que el entorno en el que pasamos gran parte de nuestro tiempo, nuestras casas, disponga de los cerramientos adecuados.

Para ello, y como dicen desde las páginas de su web sobre arquitectura, tenemos que prestar especial atención a la envolvente térmica de nuestros edificios, es decir, los elementos constructivos que separan el interior de la vivienda del exterior de ella, como ventanas, suelos, muros...

Así, cuanto más aislante sea esta envolvente, menos ruido pasará a nuestra zona de confort, nuestro hábitat. Según CTE, este problema disminuye en los edificios construidos a partir del año 2009, cuando se introdujo la nueva normativa en materia de ruido. Si echamos cálculos, estaríamos hablando de un 95% de edificios españoles con condiciones deficientes en sus cerramientos.

Por último, nos recomiendan vigilar la selección de materiales, el diseño de los detalles constructivos y el mantenimiento de nuestros edificios. Si estos no son saludables respecto a su acústica, debemos plantearnos la sustitución de ventanas y el aumento del aislamiento. 

Desde Audifón creemos que todas las medidas que ayuden a proteger nuestra salud auditiva deben ser bienvenidas. Si tú también te preocupas por tu audición, ven ya a nuestros centros auditivos y pídenos información sobre nuestros audífonos para el oído.

Fuente: CTE Arquitectura