Enfermedades del oído que debes conocer

Hoy en Audifón hacemos un breve repaso por las patologías más comunes que pueden afectar al oído.

¿Conoces las enfermedades que pueden dañar tu salud auditiva? Desde el tinnitus hasta el trauma acústico, aquí te presentamos las más comunes. 

En muchas ocasiones los problemas auditivos vienen derivados de enfermedades leves tales como una simple otitis, sin embargo, es recomendable conocer de qué patologías se trata, para poder poner solución lo antes posible y evitar así complicaciones en el futuro en nuestros oídos. 

Hay algunas enfermedades que se quedan en simples infecciones, pero hay otras que pueden desembocar en una pérdida auditiva, por lo que conocer sus síntomas y consecuencias ayuda a prevenir otros problemas.

Una de las patologías más habituales es la otitis, que no es otra cosa que la inflamación del oído y los tejidos que lo componen. Se produce por la existencia en él de alguna bacteria u hongo, generalmente a causa de la exposición del oído a humedad. La variante en los niños se llama otitis media supurativa. La otitis media, más común en los adultos, está causada por un virus o bacteria que da lugar a la acumulación de fluido detrás del tímpano. El tratamiento es muy sencillo ya que, generalmente, suelen usarse gotas óticas para acabar con esta dolencia. Tratada adecuadamente no tiene por qué dar lugar a pérdida auditiva.

Otra de las dolencias que se pueden sufrir y que, además, resulta ser especialmente molesta son los acúfenos. A día de hoy se desconoce cuáles son los motivos que los producen. Se trata de unos incómodos pitidos y zumbidos que se originan en el oído y que, como consecuencia de ello, pueden provocar mal humor, dificultad de concentración o incapacidad para conciliar el sueño. 

La otosclerosis es una patología del oído bastante compleja que consiste en el crecimiento del hueso que hay en el interior del laberinto. La otosclerosis puede desembocar  en pérdida auditiva o la aparición de acúfenos.

También puede presentarse la Enfermedad de Ménière, cuyos síntomas van desde los vértigos, hasta los acúfenos, pasando por pérdida auditiva. Se produce por una subida de presión en el líquido que se encuentra en los laberintos, concretamente en el oído interno.

Fruto de una explosión o un sonido muy fuerte puede originarse el trauma acústico, que es una lesión que produce la aparición de sordera o perforación timpánica. Y, además, afectando también al tímpano existe la timpanosclerosis, que se produce tras largos periodos de inflamación en el oído medio, provocando desde hipoacusias leves a graves. 

Si conocemos las causas o la forma de cuidar todas estas patologías auditivas es más probable que nuestra salud auditiva sea la adecuada el mayor tiempo posible. En Audifón queremos poner solución a cualquier pérdida auditiva que puedas padecer, por eso te ofrecemos la posibilidad de realizarte revisiones periódicas y audiometrías gratuitas para que conozcas el estado de tu audición.

Contacta con tu centro más cercano o llámanos al 902 303 306 y estaremos encantados de poder ayudarte.