Una fiesta del cine para todos

Fiapas pide a los organizadores de la fiesta del cine mayor accesibilidad para las personas con sordera

La fiesta del cine sería una fiesta es mayúsculas si todas las personas pudieran acceder y disfrutar de las películas en la gran pantalla en las mismas condiciones.

Desde hace algunos años se celebra en toda España la Fiesta del Cine. Una oportunidad de acudir al cine de una manera más económica y accesible para todos. Este año se celebra del 1 al 3 de octubre, pero, en realidad, no es tan accesible para las personas con pérdida de audición.

Es por ello, que FIAPAS (Confederación Española de Familias de Personas Sordas) ha pedido durante estos días a los organizadores de esta acción tan multitudinaria que presten (más) atención a las personas con problemas auditivos. Una mayor accesibilidad audiovisual es lo que se pide a la Federación de Distribuidores Cinematográficos (FEDICINE), la Federación de Cines de España (FECE) y el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) y desde Audifón nos sumamos a esta petición.

Poder participar de las actividades que más nos gustan forman parte del envejecimiento activo y una mayor calidad de vida. Ir al cine relaja y divierte y es por ello que los más de 3 millones de personas que padecen problemas de oído se merecen disfrutar de ello.

En determinadas ocasiones, las salas de cine y las salas de teatro cuentan con bucles magnéticos para que las personas con sordera y/o con audífonos pueden participar de sus hobbies preferidos. Los bucles magnéticos transforman la señal de audio en un campo magnético que los audífonos se encargan de captar. Una ventaja para las personas que usan audífonos.

Según apunta FIAPAS, el pasado mes de diciembre se cumplió el plazo que establece la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social, para que todos los productos, bienes, entornos y servicios sean accesibles. Para el 8% de la población, es decir, para el porcentaje de personas sordas, debe garantizarse la accesibilidad de este grupo de personas con sordera a poder escuchar las películas subtituladas y proyecciones de cine.

Por este motivo, la industria del cine debe implicarse e incorporar la accesibilidad desde el origen de cualquier producción cinematográfica y audiovisual, máxime en aquellas que van a ser subvencionadas con fondos públicos.

Según los últimos estudios, los jóvenes de hoy cuando cumplan 50 años tendrán una audición será la de una persona de 80 años. La contaminación acústica, el volumen excesivo de los auriculares o los ruidos cotidianos de la calle perjudican y envejecen el sistema auditivo de los jóvenes. Es por ello que, cada vez más personas tenderán a desarrollar pérdida auditiva en un futuro cada vez más próximo. 

En Audifón apoyamos y damos cobertura a acciones como ésta que pide un mayor compromiso hacia las personas con un déficit auditivo. Todo el equipo que formamos Audifón organizamos campañas durante todo el año para que las personas que conviven con pérdida auditiva y para aquellas que pudieran necesitar audífonos se hagan una audiometría totalmente gratuita. Parte de nuestro equipo visita varias ciudades de España dando la oportunidad a los ciudadanos de revisar su oído. Algo fundamental para seguir viviendo bien y oyendo bien.

¡Oír bien es poder es esencial para vivir bien!