Estribo

Perteneciente a la cadena de huesos del oído, el estribo es una parte muy importante de ella.

Este hueso, clave en el proceso de audición,
está localizado en la caja del tímpano, en el oído medio.

 

¿Sabías que el estribo es el hueso más pequeño del cuerpo humano con una longitud entre 2,5 y 3 milímetros?

Dicho hueso pertenece a la cadena de huesecillos que se sitúa en el oído medio. Ésta a su vez está compuesta por otros dos huesos más, que son el yunque y el martillo, conectados entre sí por articulaciones, y están completamente protegidos por el tímpano.

El estribo, también conocido como estapedio, recibe este nombre por su semejanza física al estribo de un jinete (la pieza metálica hueca donde los jinetes apoyan sus pies para sentirse más seguros en el caballo mientras cabalgan).  

Su función en el proceso de audición es fundamental. Está unido por una parte al yunque y por otra a la ventana oval. Las ondas sonoras hacen vibrar la membrana timpánica y transmite las señales al martillo, que es el hueso más cercano. A continuación, el martillo transmite las vibraciones al yunque y al estribo y a su vez éstos las conducen hasta la ventana oval

En alguna ocasión puede ocurrir que el estribo se ponga rígido. Cuando esto sucede se origina una otosclerosis, la mayoría de las veces de naturaleza hereditaria, y se desencadena una pérdida auditiva que puede solucionarse con una intervención quirúrgica, conocida como estapedectomía

Esta operación consiste en sustituir este huesecillo por una prótesis que haga posible la transmisión del sonido. Sin embargo, cuando se sobrepasan los 65 años esta intervención carece de eficacia, por lo que se recomienda el uso de audífonos