Foniatría

Cuando se trata de cuidar la audición, el lenguaje o la voz, esta especialidad médica es la que buscas.

La foniatría se centra en la
rehabilitación del paciente con trastornos del lenguaje.

Es la rama médica que se encarga del estudio, el diagnóstico y el tratamiento de las alteraciones de la voz, el lenguaje, el habla, y la audición, y de manera secundaria de la deglución y la motricidad oral.

La misión de la foniatría es la de buscar la mejora en el funcionamiento de la comunicación humana, aunque exista una deficiencia en el funcionamiento de algún órgano u otro agente que comprometa la correcta comunicación interpersonal. Esta vía de la medicina es de gran ayuda para personas que sufren dificultades para hablar o escuchar.

El abanico de actuación de la foniatría es muy amplio, pues abarca desde la búsqueda de soluciones en los órganos fonoarticulatorios hasta las funciones del cerebro relacionadas con el lenguaje.

A diferencia de otras especialidades como la otorrinolaringología, no se centra en el diagnóstico o el tratamiento de enfermedades anatómicas en los sistemas humanos de fonación y auditivo, sino que se enfoca más en aspectos terapéuticos, con una función de rehabilitación. Su misión es obtener del individuo la recuperación o reeducación a través de terapias neurológicas y psicológicas. 

El especialista de la foniatría es el foniatra, que no debe nunca ser confundido ni con el otorrino ni con el logopeda. No obstante, trabaja codo con codo con estos especialistas en caso del que el paciente necesite algún tipo de rehabilitación en los procesos motores del cerebro.

Entre las disfunciones principales tratadas por la foniatría se encuentran las siguientes:

  • Afasia: La capacidad de producir o entender el lenguaje se ve disminuida.
  • Dislalia: Se trata de un trastorno muy común en los niños y consiste en la dificultad en la articulación de determinados fonemas.
  • Afonía: Incapacidad a la hora de hablar a causa de la ausencia de voz puntualmente.
  • Disatria: Tiene lugar cuando se fuerza la voz y se articula de manera defectuosa algún fonema.
  • Pérdidas auditivas
  • Tartamudez