Onda sonora

Las ondas sonoras son aquellas que, tras pasar por nuestro sistema auditivo, se convierten en información que el cerebro descodifica.

Así, en forma de onda, es como se desplazan las vibraciones de las partículas que finalmente producen la sensación de sonido en nuestro oído.

Y es que esa es precisamente la función de nuestro sistema auditivo: transformar las variaciones de presión de las ondas sonoras al propagarse por el aire en impulsos eléctricos.

En concreto es el conocido órgano de Corti el que convierte la energía mecánica de esas ondas sonoras en energía nerviosa, información de naturaleza bio-eléctrica. 

En el caso de los audífonos, estos reciben el sonido a través de un micrófono, que es el encargado de convertir las ondas sonoras en señales eléctricas. Finalmente, el amplificador aumenta el volumen de estas señales y envía el sonido al oído a través del altavoz.