Pabellón auditivo

También conocido como pabellón auricular, esta es la parte visible del oído humano.

El pabellón auditivo es, en realidad, nuestra oreja,
la encargada de captar las ondas sonoras y hacerlas llegar al oído medio.

El pabellón auditivo, pabellón auricular u oreja es una estructura cartilaginosa que tiene una función fundamental en el sistema auditivo. Es la única parte del oído visible.

Esta parte es la encargada de recoger las vibraciones sonoras y conducirlas hasta el interior del oído, es decir, hasta el oído medio, donde podemos encontrar el tímpano.

Gracias a la estructura helicoidal del pabellón auditivo el proceso de la audición es mucho más eficaz, puesto que actúa como un embudo que canaliza el sonido. De no ser así, las ondas llegarían al interior del oído de manera tangencial y la mayor parte del sonido se perdería. Además, es imprescindible debido a la diferencia de presión existente en el exterior y el interior del oído, ya que el aire de dentro se encuentra comprimido, y éste hace que la transición sea mucho más suave. 

Tras penetrar el sonido en el pabellón auditivo, se transporta hacia el conducto auditivo unos 2 o 3 cm hasta que las ondas llegan al tímpano o membrana timpánica. Esta parte es la que marca el inicio del oído medio.

Las partes que lo componen son: Hélix, Canal del Hélix, Fosa del Antihélix, Antihélix, Trago, Antitrago, Concha, Lóbulo.

En ocasiones los pabellones auditivos u orejas pueden presentarse de maneras prominentes o despegadas del cráneo. Es la deformación más común de cabeza y cuello, pero tiene fácil solución con el uso de prótesis o con cirugía. 

Algunas de las enfermedades que pueden afectar al pabellón auditivo son:

  •     Pericondritis: Es una infección que afecta al pericondrio que pueden dejar secuelas antiestéticas considerables.
  •     Otohematoma: Se trata de un derrame hemático producido por un golpe en el pabellón auditivo. Para que no haya complicaciones suele realizarse una incisión en la bolsa a través de la cual se eliminan fragmentos de cartílago o coágulos. Posteriormente se venda la zona y se aplica un antibiótico por vía sistémica.