Prótesis auditiva

Más conocida como audífono, esta prótesis está especialmente indicada para personas que han perdido su audición.

Una prótesis auditiva o audífono es un dispositivo que capta el sonido, aumenta su volumen y lo envía a los nervios auditivos.

Estos dispositivos tienen la función de recibir el sonido, amplificarlo y conducirlo por el canal auditivo, es decir, desde el oído externo, pasando por el oído medio, hasta el interno, donde están ubicados los nervios auditivos.

Está indicado para personas que por un motivo u otro han visto disminuida su capacidad auditiva y deciden poner fin a su sordera.

Las prótesis auditivas, es decir, los audífonos, son unos diminutos dispositivos que se insertan en el conducto auditivo y conducen el sonido hasta el interior del oído, permitiendo a todos aquellos que han dejado de oír, relacionarse sin problemas con su entorno.

Su funcionamiento consiste en captar los sonidos a través de un micrófono que el audífono tiene incorporado, y convertir esos sonidos en señales eléctricas que serán entregadas a la cóclea, en el oído interno.

Existen diferentes tipos de prótesis auditivas, cuyas funciones y características varían en según el modelo, adaptándose así a la morfología del conducto auditivo de cada paciente y a sus necesidades auditivas particulares.

Las prótesis auditivas son una de las soluciones auditivas más eficaces, sin embargo, adquirir audífonos baratos o falsos, no solo no ayudará en nada a la audición, sino que además podría empeorar la situación provocando patologías auditivas irreversibles.

Entre los factores que influyen en el precio de un audífono hay varias cosas que debemos tener en cuenta. Las prestaciones, el diseño y las prestaciones que ofrecen son piezas clave para que un audífono ofrezca las soluciones que cada paciente necesita. Atendiendo a estos parámetros debemos fijarnos en si dispone de todas estas características:

  • Recepción perfecta del sonido
  • Sistema que evite el acoplamiento
  • Conversores de frecuencia
  • Conectividad con otros dispositivos
  • Reductores del ruido exterior

Es decir, todas estas características son las que deben tenerse en cuenta a la hora de decidir comprar un audífono y no el precio del mismo, pues en la mayoría de las ocasiones, el hecho de adquirir un audífono barato puede suponer que no sea el dispositivo adecuado para nuestros oídos, sin olvidarnos además de que puede dañarlos considerablemente.