Los higienistas dentales y sus riesgos auditivos

Una encuesta demuestra que los higienistas más veteranos desarrollan dificultades auditivas por su profesión.

Los ruidos de las herramientas de trabajo que emplean en sus consultas, como el raspador ultrasonido, hacen que los higienistas dentales acaben teniendo serios problemas auditivos.

Así lo demuestra una encuesta reciente llevada a cabo en Estados Unidos entre higienistas de larga trayectoria en la profesión. Esta encuesta se encargó de evaluar la relación entre los problemas auditivos y la exposición a los ruidos propios del entorno de trabajo de estos profesionales, donde es frecuente encontrar utensilios que emiten intensos sonidos capaces de lesionar el oído.

Por supuesto, estos ruidos no tienen un efecto inmediato en la salud auditiva de los higienistas, pero tras 20 años de trabajo, como los que llevan ocupados muchos de los profesionales encuestados, esta contaminación acústica parece dañar en exceso los oídos.

Los resultados de la encuesta, en la que participaron más de 1.000 profesionales de la higiene y la salud dental y que se publicaron en la revista Journal of Dental Hygiene, arrojan datos interesantes; entre ellos, la incidencia de dificultades auditivas entre los higienistas con una media de edad de 56 años, que ha resultado del 40%. 

Además, parecen haberse duplicado los casos de higienistas dentales que presentan pérdida de audición debido al uso de raspadores ultrasónicos, una dificultad que aumenta según aumenta el uso que hacen de esta herramienta de trabajo.

Desde Audifón queremos recordar una vez más la importancia de proteger nuestros oídos en entornos laborales especialmente peligrosos para la salud auditiva. Hemos hablado en muchas ocasiones de los trabajadores de la construcción o incluso de aquellas personas que pasan su tiempo en una oficina, y hoy una nueva profesión se une a la lista. A todos ellos, les recodarmos que en nuestros centros auditivos repartidos por toda España pueden encontrar una solución para su pérdida.

Fuente: Hear It