La pérdida auditiva en los jóvenes

Los jóvenes de hoy en día corren un gran peligro de quedarse sordos por sus malos hábitos auditivos.

Escuchar música a un volumen excesivo, no proteger los oídos de ruidos fuertes o no revisar el estado de la audición la menos una vez al año, puede derivar en sufrir pérdida auditiva.  

Dicen que los jóvenes son un reflejo de lo que ocurrirá mañana. Si atendemos a esto, debemos preocuparnos. A raíz de los datos obtenidos por la institución francesa Journée Nationale de l’Audition (JNA) uno de cada cinco jóvenes sufre pérdida auditiva.

Es más,  la Organización Mundial de la Salud cifra en casi 1100 millones los jóvenes que están en peligro de sufrir sordera. Otros estudios realizados en Nueva York han demostrado que de cada cuatro jóvenes de entre 18 y 44 años, uno padece pérdida de audición.

Si nos fijamos en la primera medida que aconseja la OMS para intentar evitar los problemas auditivos, es disminuir el volumen de auriculares y aparatos electrónicos. El máximo organismo mundial de la salud afirma que lo ideal es no superar nunca el 60% del volumen total de los auriculares.

También nos indica que lo mejor sería conseguir unos auriculares que se ajusten y aíslen del ruido ambiente pero sin llegar a sellar nuestro oído. De esta forma podremos escuchar los sonidos con más claridad y a un volumen menor. Hace algunas semanas os descubríamos una aplicación para evitar los daños auditivos causados por auriculares.

Esta aplicación se llama Hearangel. Como te explicábamos, la app reduce de forma automática el volumen cuando superamos los índices de riesgo para nuestros oídos. Cuenta con tres niveles diferentes: verde, amarillo y rojo. Cuando pasamos de un nivel a otro, la aplicación nos avisa. Cabe destacar que la reducción del volumen, no afecta a la calidad del sonido.

La encuesta realizada por la institución francesa, apunta que el alrededor del 49% de los jóvenes encuestados afirma haber padecido alguna vez dolor en los oídos. De este porcentaje, el 21% reconoció que este dolor es frecuente e incluso permanece en el tiempo. También se les preguntó si consideraban que la pérdida auditiva era una posibilidad real en la actualidad de sus vidas. El 70% situó la pérdida de audición aún muy lejos, cuando en realidad corren un alto riesgo.

El investigador canadiense Larry Roberts llevó a cabo un estudio junto a su colega Tanit Ganz, de la Universidad de Sao Paulo de Brasil. Esta investigación tenía como objetivo demostrar el riesgo que tienen los jóvenes de quedarse sordos.

Para ello, se escogió una muestra de hasta 170 estudiantes brasileños comprendidos entre los 11 y los 17 años. Cabe destacar la edad tan temprana de los encuestados a la hora de comprobar los resultados. Y es que hasta un 25% de ellos había padecido tinnitus crónico. A raíz de estos resultados, se decidió proseguir con la investigación. Más tarde se pudo comprobar que aquellos estudiantes que habían padecido tinnitus, tenían una tolerancia mucho menor a ruidos de alta intensidad.

Si hay algo que en los últimos años ha experimentado un boom entre los jóvenes, esos son los festivales de música. Según la Asociación de Promotores Musicales (APM), más de un millón de espectadores acudieron a los nueve festivales más importantes de España. Y en datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) en España se realizan cerca de 1000 festivales de música al año.

Una encuesta realizada por uno de los portales de venta de entradas más importantes, reveló que casi el 60% del total de asistentes a festivales está comprendido en una franja de edad de entre los 16 y los 29 años.  Es importante atender a la edad de los asistentes, sobre todo después de conocer los resultados del estudio realizado por los investigadores del Centro Médico Universitario de Utrecht en Holanda.

Para realizar la investigación, se escogió de forma aleatoria a 51 personas de una media de edad de 27 años y que iban a asistir a un festival de más de cuatro horas realizado en Ámsterdam. Durante el evento, los oídos de los asistentes soportaron un nivel de sonido superior a los 100dB. Si exponemos nuestro sistema auditivo a estos niveles durante más de 15 minutos, corremos el riesgo de padecer una pérdida auditiva permanente.

Se compararon los resultados entre las personas que habían utilizado protectores auditivos y las que no. De éstas últimas, casi un 42% habían sufrido una pérdida de audición temporal, mientras que de las personas que sí habían hecho uso de protectores auditivos tan sólo el 8% afirmaba haber padecido esta patología auditiva.

Que los jóvenes sean ajenos al peligro que corren sus oídos debido a los malos hábitos de audición, es un hecho por el que preocuparse. Sufrir pérdida de audición a cualquier edad conlleva unas consecuencias sociales y emocionales muy graves. En lo que respecta a los adolescentes y preadolescentes, también se han hecho hallazgos en este campo.

La universidad holandesa Central de Medicina de Leiden, llegó a la conclusión que los preadolescentes que padecían pérdida auditiva, presentaban un nivel de empatía menor que el resto de sus compañeros. Esto puede derivar en un aislamiento del entorno social que les rodea, lo que siempre es peligroso y alarmante.

Una buena educación en relación a los cuidados que precisa el sistema auditivo, es la mejor herramienta de concienciación sobe la mejora del cuidado de los oídos. En Audifón somos conscientes de la necesidad de mostrar a la sociedad que una revisión anual de la salud auditiva, puede ser clave para prevenir futuros problemas auditivos. En tu centro auditivo más cercano, podrás realizarte una audiometría gratuita de la mano del equipo más cualificado.