La sordera del Cazador

Los aficionados a la caza pueden poner en riesgo su audición

Hay aficiones que pueden salirnos caras sino tomamos las medidas adecuadas de prevención. El caso de la caza es una de las más evidentes en lo que a pérdida auditiva se refiere.

Seguro que conoces a alguien aficionado a la caza, que cuando se abre la veda coge su arma cada fin de semana y sale unas cuantas horas a practicar su hobbie. Y seguro que también conoces a alguien aficionado a la caza que además tenga una pérdida de audición importante. Y no, no es casualidad. En la mayoría de los casos, los cazadores sufrirán sordera como consecuencia de no utilizar protectores auditivos mientras practican esta tarea.

De un estudio realizado por 3M se desprende que más del 67% de los cazadores no utilizan protecciones mientras cazan. Las razones son múltiples: El precio, aislarse del entorno, sudoración excesiva… Además, según la OMS se llegan a superar los 150 decibelios, recordemos que el límite de riesgo para el oído se situaba en los 65 dB. La American Speech-Language Hearing Association (ASHA, Asociación estadounidense del lenguaje de signos) se muestra más contundente aún al afirmar que basta con un solo impacto auditivo de este tipo para sufrir una sordera crónica. El oído interno termina por estar visiblemente dañado. No obstante, no solo la pérdida auditiva supone una amenaza real para los cazadores, sino que los acúfenos es otra de las afecciones más comunes y que más molestias ocasiona.

Esta pérdida auditiva es comúnmente conocida como “la sordera del cazador” por lo habitual que resulta entre este colectivo el hecho de sufrir pérdida auditiva. Si nos fijamos, en el campo de tiro al blanco,  los usuarios siempre usan protectores auditivos, bien sea en forma de tapones o de auriculares. Sin embargo, en el caso de los cazadores el uso de estos objetos no es tan usual.

Por este motivo 3M PELTOR ha creado el documental La Sordera del Cazador, para concienciar a este colectivo sobre los riesgos de no tomar precauciones y las patologías auditivas que se pueden evitar utilizando protectores auditivos. Además, explica en profundidad todo lo que es necesario saber sobre la pérdida auditiva en el mundo de la caza.

Por tanto, las dos únicas soluciones que hay para luchar contra este tipo de pérdida de audición es o bien el uso de protectores auditivos que protejan al oído de sonidos excesivamente fuertes, o bien, cuando el daño ya se haya ejercido sobre el oído, la adaptación de prótesis como audífonos, de manera que aunque la pérdida auditiva ya sea una realidad, los problemas que conlleva sean los mínimos posibles.

Lo ideal sería realizar una audiometría antes de comenzar la apertura de la veda y otra al finalizarla, así podría evaluarse los daños sufridos durante esta época. En cualquier caso, en Audifón te lo ponemos muy fácil, y es que si has notado alguna pérdida de audición o crees que tus oídos no están como siempre, nuestro equipo de audioprotesistas se pondrán a tu disposición para poner solución al problema que sea. Y si lo necesitas, además, podrás adquirir a un precio muy competitivo los mejores audífonos del mercado. Para que oír ya no sea un problema.
 

Fuente: 3M