La sordera momentánea, ¿existe?

Parece que sí y, según los científicos, se produce cuando concentramos nuestra vista en algo.

Aunque es un fenómeno que ya se conocía, una investigación reciente ha revelado nuevos datos sobre esta curiosa conexión neuronal entre oído y vista.

Es una situación realmente común que has experimentado seguro: Te diriges hablando a alguien muy concentrado en su móvil, en un libro o en una película y esta persona, que supones te está oyendo, te ignora por completo. O no.

Resulta que lo que has interpretado como un signo de mala educación o de despiste, no lo es tal, y la persona a la que hablas, simplemente, no ha oído nada de lo que decías porque estaba... concentrada en otra cosa.

Así lo confirma un estudio llevado a cabo por investigadoras del Instituto del Oído en la University College de Londres y publicado en la revista Journal of Neuroscience. Aunque ya se sabía que el oído y la vista comparten ciertos mecanismos neurales, gracias a sus investigaciones hemos descubierto que este fenómeno concreto se origina en las primeras fases del proceso auditivo.

Durante los experimentos que realizaron, las responsables monitorizaron en tiempo real las áreas del cerebro que se activaban en un grupo de voluntarios al pedirles que ejecutasen un cometido en el que tenían que emplear intensamente su capacidad visual. De esta forma, pudieron observar que en esos momentos su respuesta a los sonidos disminuía significativamente.

Según Maria Chait, una de las coautoras del estudio: "Las pruebas que efectuamos muestran que a veces las personas no solo ignoran o filtran los sonidos, sino que ni siquiera los escuchan". De hecho, a no ser que se trate de algo especialmente ruidoso, es muy probable que la concentración de nuestra vista nos deje 'temporalmente sordos' ante ciertos estímulos sonoros.

Por supuesto, las sorderas pasajeras no tienen nada que ver con una pérdida auditiva real. Si este es tu caso, acude a nuestros centros Audifón y te informaremos sobre todo lo que necesitas saber. 

Fuente: Muy Interesante