La sordera a causa del consumo de medicamentos

A veces es inevitable el consumo de determinados fármacos para aliviar algunos síntomas, pero en ocasiones producen pérdida auditiva.

Cuando enfermamos, contraemos algún virus o infección es necesaria la medicación si queremos acabar cuanto antes con la dolencia en cuestión. Sin embargo, se ha venido observando que el consumo de determinados fármacos ya sea en exceso o no, pueden provocar sordera permanente o temporal, es decir, son considerados ototóxicos por dañar de alguna manera la salud auditiva.


Estos medicamentos conocidos como ototóxicos producen problemas auditivos que afectan al oído interno y son de dos tipos: cocleares o vestibulares, estos últimos causantes de los vértigos o pérdida de equilibrio. Dichos síntomas pueden producirse o bien por inyecciones o bien por ingesta de estos productos. Según su evolución en el tiempo pueden desarrollarse de manera temporal o crónica.

Aunque parezca descabellado estos síntomas forman parte de los efectos secundarios del consumo de determinados medicamentos. Por ejemplo, la ingesta excesiva de aspirina puede provocar hipoacusia temporal. 

En el caso de algunos antibióticos o fármacos contra el cáncer suponen un riesgo ya que pueden provocar pérdida auditiva permanente. Y otros medicamentos utilizados para tratar la meningitis o infecciones respiratorias durante la fibrosis quística pueden poner en grave peligro nuestra audición, ya que matan las células sensoriales encargadas de procesar el sonido y el movimiento. Algunos fármacos diuréticos para tratar la hipertensión o los paros cardíacos también suponen una amenaza para la salud auditiva de quien los consume. 

Además, se ha publicado recientemente un estudio fruto de una investigación realizada por American Journal of Epidemiology que muestra que el consumo de ibuprofeno durante muchos años puede causar problemas de audición. El estudio se ha realizado con un total de 55.850 mujeres de entre 44 y 69 años, y de él se ha desprendido que las que consumieron ibuprofeno de manera regular durante más de 6 años incrementan hasta en un 10% el riesgo de pérdida auditiva

Si estos síntomas de pérdida de audición se prolongan en el tiempo hay soluciones auditivas para minimizar los problemas que se producen. El uso de audífonos, implantes cocleares y otros dispositivos son las soluciones más comunes  para los pacientes que han dejado de oír bien por algún motivo. 

En Audifón te ofrecemos la posibilidad de realizarte totalmente gratis una audiometría que determinará tu grado de pérdida de audición. De esta manera y en función de dichos resultados tendrás a tu disposición un excelente equipo de audioprotesistas muy bien cualificado que tratarán de solucionar tu problema de sordera. 

Además, sí lo que necesitas es un audífono, con su compra podrás disfrutar de un amplio número de servicios solamente por ser cliente de Audifón. Por ejemplo, entrenamiento auditivo gratuito, adaptación del audífono, atención personalizada y un sinfín de promociones exclusivas.

Si tu audición se ha visto afectada, bien por la ingesta de algún medicamento o bien por otras causas, es el momento de que vistes cualquiera de nuestros centros Audifón y no tendrás que preocuparte nunca más por oír todo lo que te rodea. Recuerda que oír bien es vivir bien, y nosotros te ayudamos a conseguirlo.