No dejes pasar los síntomas de la sordera

¿Notas que está ocurriendo algo pero no sabes exactamente qué? Te ayudamos a identificar la pérdida auditiva.

Desde la subida de la temperatura o fiebre y los dolores de cabeza hasta la ansiedad en el caso de enfermedades más difíciles de diagnosticar, el cuerpo tiene sus maneras para contarnos lo que le está pasando.

¿Pero qué ocurre en el caso de la pérdida auditiva? ¿Qué posibilidades tenemos de confundir una leve confusión o despiste con una merma de las capacidades auditivas de una persona? Todos en un momento dado hemos tenido cierta dificultad para entender lo que nuestro interlocutor nos explicaba, lo que no significa que nuestra salud auditiva corra peligro.

Pero si esta dificultad persiste o se repite con frecuencia es probable que nos estemos enfrentando precisamente a eso: una pérdida de audición o sordera. Y aunque sus síntomas varían la intensidad y el tipo dependiendo de la causa de esta pérdida, entre las señales más fáciles de identificar encontramos las siguientes: 

  • Una menor percepción de los sonidos y ruidos.
  • Dificultad para mantener conversaciones o necesidad de subir el volumen de la radio y la televisión.
  • En algunas personas, estados depresivos, como consecuencia de verse limitados en su vida social.
  • Vértigos o mareos, por ser el oído interno el responsable de nuestro equilibrio.
  • Sensación de que algunos sonidos son demasiado fuertes.
  • Dificultad para seguir conversaciones cuando hay varias personas hablando.
  • Mayor facilidad para oír las voces de hombres que las voces de mujeres.
  • Dificultad para diferenciar sonidos agudos.
  • Escuchar las voces de otras personas como murmullos o mal articuladas.
  • Problemas para oír un ruido de fondo.
  • Percepción de un sonido de campaneo o zumbido en los oídos o tinnitus.

Es importante ser consciente de las señales que pueden estar avisándonos de una pérdida de audición y, más fundamental aún, no dejarlas pasar sin descartar que responden a una sordera en ciernes. Por supuesto, lo mejor para asegurarse de que nuestro oído se encuentra en las mejores condiciones es consultar con profesionales en audiometría como los de nuestro equipo de Audifón. Si crees que puedes estar ante un caso de estas características, no lo dudes más y pide cita con nosotros.