Otosclerosis

Esta patología del oído puede derivar de forma progresiva en una sordera total.

La otosclerosis consiste en el crecimiento anormal del estribo en el oído medio.

Aunque su progresión puede pararse mediante cirugía, muchos pacientes prefieren recurrir al uso de audífonos para volver a escuchar.

La otosclerosis es la causa más extendida de pérdida de audición entre los adultos jóvenes. Suele ser hereditaria, aunque también se la relaciona con el sarampión durante el embarazo y surge al crecer de forma anormal los huesos del oído medio, en particular el estribo.

En cuanto a sus síntomas, la otosclerosis tiene la particularidad de afectar sobre todo a frecuencias bajas. Las personas que sufren esta patología del oído incluso oyen mejor en ambientes ruidosos en los que el volumen de los sonidos es más alto. Es frecuente el uso de audífonos para solucionar la sordera que produce, padecida por personajes tan ilustres como Beethoven.