Tumor acústico

También llamado neuroma tumoral acústico, solo puede curarse con cirugía.

Un tumor acústico consiste en un crecimiento lento del nervio que conecta oído con cerebro.

Es importante saber que este tumor no es canceroso, lo que quiere decir que no se extenderá a otras partes del cuerpo.

Aún así es importante tratar cuanto antes el neuroma tumoral acústico, dado que, a medida que aumenta de tamaño, es más probable que dañe otros nervios.

A pesar de que se dan muy raramente, estos tumores acústicos pueden acabar siendo un problema grave para nuestra salud a causa de la presión que ejercen en el cerebro y que puede causar una pérdida de coordinación en el paciente

Entre sus síntomas más reconocibles están el tinnitus o acúfeno, la pérdida auditiva, las alteraciones del equilibrio e incluso la doble visión y las cefaleas y, en casos extremos, pueden afectar al reconocimiento del habla.