La pérdida auditiva

La pérdida de audición se puede dar en varios tipos y grados dependiendo de cada persona.
En Audifón queremos que los conozcas todos.

Una vida sin oír es una vida poco aprovechada. Recuerda que tienes muchas y buenas razones para preocuparte por tus oídos:

  • Comunicarte correctamente: Sigues en el mundo y aún tienes mucho por hacer.
  • Los que más te quieren: Tu familia y amigos necesitan darte las buenas noticias.
  • Eres muy importante: Que nada te impida vivir las experiencias que más te gustan.

Estos y otros motivos hacen que escuchar como lo hacías antes se vuelva imprescindible; en tu mano está conseguir que además sea una realidad.

No obstante, acabar sufriendo una pérdida auditiva depende de muchos factores. Entre ellos están el paso del tiempo, el cuidado que le das a los oídos en tu día a día y, en algunas ocasiones, posibles lesiones que hayan podido afectar a su correcto funcionamiento.

Si lo que quieres es conocer cuáles son las causas y consecuencias del déficit de audición, en Audifón te damos todas las claves.