El peso de los bebés, relacionado con la audición

El deterioro de la audición, la visión y la cognición en la edad adulta podría estar condicionado por nuestro peso al nacer.

Tanto el bajo peso como el sobrepeso de los bebés pueden influir en el desarrollo de sus problemas auditivos, o al menos es lo que asegura un estudio reciente realizado en Reino Unido.

Se trata de los resultados científicos presentados por el Centro de Investigaciones Biomédicas de Manchester y realizado por investigadores de la Universidad de Manchester. Según su estudio, tanto el bajo peso como el sobrepeso al nacer estarían relacionados con un deterioro de la audición, la vista y la capacidad cognitiva al llegar a la mediana edad.

Así, según su investigación, los bebés muy pequeños o muy grandes muestran una peor capacidad auditiva y de visión, mientras aquellos con percentiles entre los 10º y 90º presentan una mejor audición, vista y capacidad cognitiva al llegar a la edad adulta.

El Dr. Piers Dawes, investigador jefe del estudio y profesor de audiología de la Escuela de Ciencias de la Psicología de la Universidad de Manchester, asegura al respecto que “mientras que intentar tomar medidas en la edad adulta apenas puede solucionar los problemas, concentrarse en hacer pequeñas mejoras para controlar el peso de los bebés al nacer y su desarrollo podría tener un impacto positivo mucho mayor en las personas con discapacidad auditiva, de visión y cognitiva”.

Este estudio, basado en los informes de la base de datos de Biobank del Reino Unido, en la que participan 433.390 británicos de entre 40 y 69 años a lo largo de todo el país, se realizó utilizando técnicas estadísticas para controlar otros posibles factores que pudieran influir en el deterioro, como el tabaquismo, las necesidades económicas y otros problemas de salud.

En Audifón seguimos muy de cerca estas investigaciones, porque consideramos que la prevención de la pérdida auditiva es fundamental para vivir con plenitud en la vejez. Sigue nuestro blog del oído e infórmate sobre todas ellas. 

Fuente: ANA