Pistas para saber si sufres pérdida auditiva

Hay una serie de situaciones cotidianas que revelan si nuestra audición está o no en perfecto estado

¿Cómo saber si existe pérdida auditiva? Os dejamos una serie de pautas para averiguar si se está sufriendo algún problema auditivo.

En algunas ocasiones la sordera, como cofosis, se presenta de repente o a causa de alguna malformación o problema genético. Sin embargo, otras veces, la pérdida auditiva se manifiesta de forma paulatina, de manera que los síntomas no dan la cara hasta que no es del todo evidente.

Por este motivo, cuidar la salud auditiva y realizarse las pruebas auditivas pertinentes periódicamente evita que la sordera avance hasta convertirse en irreversible. Sin embargo, antes de conocer el estado de nuestra audición a través de estas pruebas, hay determinadas pistas que revelan si algo en nuestros oídos no funciona con normalidad.

  •     Uno de los primeros síntomas que suelen observarse es que se oyen los sonidos pero algunos no se escuchan con claridad. Es el caso de fonemas agudos como la “s”, ya que requieren poca intensidad para su pronunciación. Sin embargo, otros fonemas como la “a” se escuchan con mayor nitidez.
  •     Asimismo, también se convierte en tarea imposible seguir correctamente el hilo de alguna conversación en la que participan varios interlocutores, especialmente cuando el ambiente alrededor es muy ruidoso.
  •     Los pitidos o zumbidos en el oído también son un síntoma a tener en cuenta. Son los conocidos acúfenos, una patología muy molesta que afecta a la audición y concentración del paciente.
  •     Es importante también atender a si se necesita subir el volumen en exceso de la televisión o la radio.
  •     Otro síntoma muy evidente puede ser el de la dificultad para atender a determinadas señales acústicas del día a día, como por ejemplo el problema para oír bien las llamadas de teléfono o escuchar el timbre de casa.

Las causas por las que se produce la pérdida auditiva son muy diversas. La más común suele ser el desgaste del órgano del oído como consecuencia del paso del tiempo, por eso las personas mayores de 60 años tienen altas probabilidades de sufrir presbiacusia, que es la patología auditiva que afecta a gran porcentaje de la población mayor. 

Sin embargo, la pérdida auditiva también se puede producir por factores externos, como la exposición prolongada a una fuente de sonido excesivamente fuerte, o por factores genéticos. 

En algunos casos, la pérdida auditiva es tan aguda que se convierte en cofosis o anacusia, que es la ausencia total de audición, es decir, no se percibe absolutamente ningún sonido. Esta patología afecta a un porcentaje muy bajo de población y su origen suele ser por razones genéticas o por malformaciones en el oído.

Sea cual sea la razón de la pérdida auditiva, debes atender a las señales que te hemos citado más arriba, para que si coincide con que cumples alguna de ellas, acudas a tu centro Audifón más cercano y solicites una audiometría, de manera completamente gratuita, para conocer el estado de tu audición y cuál será la solución auditiva que mejor se adapte a tus necesidades.

Los audífonos de última generación ofrecen resultados de gran éxito, y suelen ser la opción preferida por los que quiere poner remedio a su problema de pérdida auditiva. Recuerda que oír bien es vivir mejor. Te esperamos en Audifón para cuidar tu salud auditiva.