¿Por qué pitan los oídos?

Aunque parezca que no existen, los acúfenos y otros pitidos afectan a nuestra audición 

El ruido o los pitidos pueden afectar a nuestro oído más de lo que pensamos. ¿Son reales estos pitidos en el oído? Te contamos los tipos de pitidos que se producen en el oído. 

Al igual que nuestra vista sufre si la cansamos demasiado, el oído también se ve afectado por diferentes elementos que alteran nuestra salud auditiva. El sentido del oído es quien se encarga de interpretar todos los sonidos que recibimos y por lo tanto debemos cuidarlo para conservarlo en buen estado. 

En ocasiones, percibimos un pitido en el oído que se traduce en una sensación molesta e incómoda. Estos pitidos provienen de diferentes fuentes como la exposición a ruidos fuertes por trabajos muy ruidosos, por escuchar música a un volumen alto durante un período largo de tiempo o tras la asistencia a un concierto. 

Pero en otros casos, la situación se complica y da la sensación de que los pitidos en el oído sólo los percibamos nosotros. Se trata de los llamados acúfenos. Sonidos que no proceden de fuentes externas ni de ninguna vibración en el oído. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 4 millones de personas en España tienen acúfenos en forma de zumbidos, pitidos o chirridos. Los acúfenos pueden ser leves o prolongarse en el tiempo, y aunque hasta ahora no exista un tratamiento específico que ayude a controlarlos, no significa que estos pitidos en el oído no se puedan tratar. 

Las infecciones de oído, el exceso de cera en el oído, una lesión auditiva o un fuerte ruido son algunas de las causas que originan estos pitios o zumbidos. Aunque parezca impensable, los acúfenos afectan hasta a un 50% de la población y la mejor manera de solucionar este trastorno auditivo es mediante el uso de audífonos. Los audífonos se adaptan a la necesidad auditiva de casa persona y son la herramienta perfecta que devuelve la salud a tu oído. 

El entrenamiento auditivo es uno de los servicios que te ofrecemos en Audifón para reeducar a tu oído. Las sesiones de entrenamiento auditivo alivian las molestias de las personas que padecen acúfenos y les ayuda a que su día a día sea mucho más llevadero. Enseñamos al oído a interpretar los nuevos sonidos, además de ayudar en la adaptación de los primeros días con el audífono. 



Manifestar síntomas de pérdida auditiva o cualquier otra disfunción auditiva no debe ser motivo de vergüenza o miedo. Son situaciones comunes aunque los primeros días sean complicados y nuestro estado de ánimo se vea afectado. En Audifón ayudamos a que las personas con acúfenos y otros problemas auditivos aprendan a convivir con ellos, a la vez que nos implicamos en concienciar sobre la importancia de cuidar y revisar la salud auditiva

Puedes consultar todo lo que necesitas saber sobre la salud auditiva y otras patologías auditivas en nuestro glosario auditivo. Y siempre que te quede alguna duda, no dudes en preguntar al equipo de audioprotesistas de Audifón. Están ahí para ofrecerte las mejores soluciones auditivas y vuelvas a oír como te mereces.