¿Existe edad para un audífono?

Cualquier persona, independientemente de los años que tenga, puede sufrir de sordera y, por tanto, necesitar audífonos.

Aunque los audífonos suelen asociarse a la pérdida de audición que llega con la vejez, lo cierto es que podemos necesitar una prótesis auditiva en cualquier momento de nuestra vida. 

No hay una edad límite para llevar un audífono. Será adecuado utilizarlo siempre que se detecte un problema que haga necesario su uso. En el caso de los niños, sería conveniente una revisión al nacer para que, si existe un problema, sea tratado y puedan desarrollar sus habilidades comunicativas.

En los niños es muy importante detectar la pérdida de audición con tiempo. Detectar la hipoacusia de forma precoz evita retrasar su proceso de aprendizaje. La audiometría es la prueba que evalúa si existe pérdida auditiva o cualquier otra patología auditiva.

En el caso de los jóvenes, cada vez son más los que padecen pérdida auditiva. El uso de los auriculares a un volumen muy alto es la principal causa del aumento de esta cifra. El oído debe esforzarse por soportar volúmenes tan altos provocando que la capacidad auditiva no se mantenga al 100%. 

También es verdad que, con el tiempo, nuestros oídos van perdiendo la capacidad de oír. Es en esta época de la vida cuando muchas personas se plantean el uso de audífonos como alternativa a la sordera.

Los audífonos están diseñados para que nuestro oído vuelva a percibir los sonidos que nos rodean de una manera clara y nítida y para ello no hay una edad determinada.