Los problemas de oído pueden causar estrés

¿En qué medida afecta la pérdida auditiva a nuestra salud mental? Los expertos la consideran un fuerte estresor.

El cuerpo humano, sabio como es, tiende a interconectar todo lo que le ocurre. Es por ello que un problema de salud puede originar otros muchos asociados.

El esfuerzo por escuchar que llega a realizar una persona con una pérdida de audición no tratada puede ser causa de estrés. Incluso si esta es leve, los expertos creen que puede influir en nuestra salud mental. De hecho, algunas investigaciones muestran que, cuando no se trata correctamente un caso de sordera, la pérdida auditiva puede ocasionar a la persona otro tipo de problemas físicos, mentales o emocionales que disminuirán su calidad de vida.

Es normal que las personas que sufren esta situación se sientan enojadas, frustradas, ansiosas, aisladas o deprimidas, y que acaben apartándose de la vida social, sintiéndose incapaces para afrontar su realidad. Estudios recientes determinan que la pérdida auditiva se asocia con el riesgo de depresión, sobre todo en los adultos de entre 18 y 69 años.

Por ello es tan importante el tratamiento de la sordera, que seamos consciente de cómo puede afectarnos en nuestra vida, cambiar nuestro carácter y alejarnos de lo que nos hace felices. Para ello la mejor medicina tiene un nombre concreto: el audífono será nuestro aliado en esta batalla.

Está demostrado que el uso de audífonos facilita la reincorporación social de los pacientes con limitaciones de oído, acabando de esta forma con el estrés, la depresión, y todos los problemas derivados. En Audifón llevamos muchos años comprobando que esto es cierto, y por ello no dejamos de animar a las personas a que recuperen de nuevo su calidad de vida gracias a nuestros productos para la salud auditiva. Si tú también quieres volver a ser quien eras, no dudes en venir a vernos.