Los productos químicos pueden provocar pérdida auditiva

Un estudio coreano nos previene de que la exposición a ciertos disolventes y metales está asociada con la hipoacusia.

Ya sabemos que el exceso de ruido puede provocar sordera, ¿pero qué ocurre cuando se combinan en un mismo ambiente contaminantes acústicos... y químicos?

Desde Corea nos llega un nuevo estudio que evidencia la relación entre la exposición a productos químicos y la pérdida auditiva. Se trata de una investigación a cargo de expertos de la Universidad de Medicina de Gachón y la Agencia de Seguridad y Salud Ocupacional de Corea del Sur y ha sido publicada por el Centro Nacional de Información en Biotecnología de Estados Unidos.

Según las pruebas realizadas y teniendo como muestra a más de 30.000 trabajadores de diferentes empresas del sector industrial del país, existe "un vínculo indiscutible entre la exposición de los trabajadores a químicos y la pérdida de audición". A la luz del estudio, estos productos podrían dañar la capacidad auditiva o favorecer que se produzcan daños por ruido.

La investigación nos dice que los trabajadores del estudio expuestos a ruido tenían 1,64 veces más probabilidades de desarrollar una pérdida auditiva en comparación con los empleados no expuestos, mientras que los trabajadores en entornos ruidosos y expuestos además a metales pesados y/o disolventes orgánicos tenían 2,15 veces más riesgo de padecer la misma pérdida.

Como vemos, la salud de nuestro oído está constantemente amenazada por agentes externos y solo de nosotros mismos depende que estos no sean causa de hipoacusia. Para conocer el estado de nuestra audición es fundamental someterse a revisiones periódicas y audiometrías, como las que los especialistas de Audifón pueden realizarte en nuestros gabinetes auditivos. No lo dudes más y ven a visitarnos.   

Fuente: ANA