Protege tus oídos ante el ruido

Cada año, la contaminación acústica eleva los casos de pérdida auditiva 

Durante la exposición constante al ruido, nuestro oído puede sufrir riesgos innecesarios. Los protectores auditivos cuidan nuestro oído ante esas situaciones de ruido elevado. 

Todos los días salimos a la calle y nuestros oídos escuchan cientos de sonidos alrededor. Se debe a que día a día el oído está expuesto a cientos de sonidos que se reproducen a frecuencias y niveles diferentes. En este sentido, debemos presentar especial atención a ruidos o sonidos fuertes que puedan afectar a la salud auditiva. 

El ruido es el segundo problema ambiental más dañino para el ser humano y un gran problema para la salud de nuestros oídos. La contaminación acústica es una de las causas que afecta a la capacidad auditiva y que puede desencadenar en una pérdida auditiva. El tráfico en las ciudades afecta en torno a un 26% de la población lo que se traduce en 12 millones de españoles expuestos a niveles de ruido por encima de los 55 decibelios. 

Como sabemos que te preocupa la salud de tu oído y que buscas la mejor protección auditiva, vamos a contarte qué elementos o acciones provocan la contaminación acústica.

El tráfico en las ciudades es la principal fuente de contaminación acústica. Al ruido en las ciudades le siguen otros como, los trabajos ruidosos, el ruido de bares y zonas de ocio, actividades industriales o aeropuertos y vías ferroviarias. 

A esto hay que sumar diferentes actividades en las que debemos vigilar la exposición al ruido o al sonido. Como los festivales de música, conciertos, fiestas con pirotecnia o la asistencia a carreras de motos o de Fórmula 1. Este fin de semana empieza el Mundial de F1 y queremos insistir en la importancia de proteger los oídos en el caso de presenciar una de estas carreras en vivo. Nuestros oídos pueden sufrir las consecuencias del ruido atronador de estos vehículos.  

España es el segundo país más ruidoso del mundo. Pero ¿sabes cuáles son los efectos de la contaminación acústica en tu salud y en tu oído? 

  • Dolor de cabeza
  • Acúfenos o pitidos en los oídos. Una de las causas de padecer estos molestos zumbidos se debe a una fuente de ruido bastante fuerte.  
  • Tener en cuenta el nivel del volumen. Un ruido por encima de los 55 decibelios aumenta la presión arterial y el ritmo cardíaco; y por encima de los 45 decibelios, el cansancio físico y la falta de sueño pueden producirse por los altos niveles de contaminación acústica. 

Teniendo todo esto en cuenta, tampoco debemos olvidar que escuchar música a volúmenes muy altos durante varias horas no beneficia a la salud de nuestros oídos. El oído, además, se acostumbra a esos niveles y con el paso del tiempo necesita subir esos volúmenes para escuchar la música, la televisión o las voces de sus seres queridos. 

Subir el volumen de la televisión o no escuchar el timbre de la puerta son algunas de las señales que indican que podemos desarrollar pérdida de audición y por lo tanto, empezar a oír peor. 

En el caso de desarrollar algún tipo de pérdida auditiva, los audífonos son la herramienta que necesitas para volver a escuchar bien. Gracias a los aparatos auditivos mejorarás tu audición. 

Recuerda que en Audifón, además de cuidar tu oído, también cuidamos para que tu oído conviva en el mejor ambiente. Tomamos conciencia con el medio ambiente y por eso, todas nuestras pilas para audífonos están libres de elementos perjudiciales para tu salud y para el planeta. 

Conoce mucho más sobre salud auditiva y nuestro compromiso con el medio ambiente en cada uno de los centros auditivos Audifón.