Pruebas para descartar sordera en bebés

Saber si un recién nacido tiene problemas de audición es tan sencillo como realizar el diagnóstico adecuado.

La prestación diagnóstica en los hospitales es fundamental para descubrir si un bebé ha nacido con pérdida auditiva. Descubre en qué consiste.

Las primeras 48 horas en la vida de un recién nacido son claves para saber si sufre pérdida de audición. Para averiguarlo, en el hospital se le realizan pruebas médicas, que consisten en observar las conocidas como 'otoemisiones acústicas' (OEA).

Estas otoemisiones son sonidos que emite la cóclea y su presencia es sinónimo del correcto funcionamiento del oído medio y de las células ciliadas externas.

Si en esta prueba se le detecta al bebé algún tipo de deficiencia auditiva, se le practicará además otra más específica para determinar cuál es el problema concreto.

La media española de hipoacusia en alguno de sus grados es de 2 de cada 1.000 niños y, como ya hemos comentado anteriormente en el blog de Audifón, existen causas conocidas para la sordera infantil, así como condicionamientos que predisponen a ella, como los partos prematuros o nacer con un peso inferior al normal.

En esta línea, en Audifón creemos que la prevención de la sordera es muy importante. Si necesitas aclarar alguna duda al respecto no dudes en visitarnos en nuestros gabinetes auditivos.

Fuente: 20minutos