¿Qué es el cribado neonatal auditivo?

Cuando nace un bebé, es fundamental realizarle todas las pruebas necesarias para descartar problemas de audición, ¿pero cuáles son?

Los profesionales de la salud auditiva conocen bien la importancia de la detección temprana de una posible sordera en los recién nacidos para iniciar cuanto antes el tratamiento adecuado.

Existen muchas causas por las que una persona puede nacer con déficit auditivo. Desde factores genéticos a una simple infección que afecte al feto, se debe prevenir en la medida que sea posible.

No obstante, y como apunta el especialista en otorrinolaringología Xabier Altuna, "en muchos casos es inevitable que se produzca (la pérdida) y, ante estos casos, añade, un diagnóstico o tratamiento precoz ayudan a prevenir las consecuencias".

Precisamente para detectar esas posibles alteraciones en el oído de un recién nacido existe lo que se conoce como cribado neonatal auditivo. Se trada de una prueba objetiva que se les realiza a todos los niños nada más nacer y consiste en transmitir unas emisiones sonoras a su conducto auditivo.

Esto se hace mediante un pequeño adaptador que emite una serie de sonidos y recoge las respuestas que se producen en la cóclea; o también colocando unos sensores en el cuero cabelludo del bebé para recoger la actividad eléctrica del oído y el cerebro ante estímulos sonoros.

Por otro lado, también existen pérdidas auditivas conocidas como de instauración tardía o progresivas y que suelen detectarse en una fase posterior. Por ello, si después de haber pasado la prueba del cribado neonatal auditivo se descubre que el niño no reacciona correctamente ante estímulos sonoros, es recomendable acudir a un otorrino para que determine la solución.

Entre las soluciones posibles para tratar la pérdida auditiva, el uso de audífonos está muy extendido por su facilidad y sus excelentes resultados. Visita nuestros centros de audición repartidos por toda España y conoce todos nuestros productos sin compromiso.

Fuente: DMedicina