Razones para usar dos audífonos

Si te estás planteando usar ayudas auditivas para el oído, quizás te interese saber por qué dos audífonos son normalmente mejor que uno. ¡Descubre los motivos en nuestro blog sobre audición!

¿Un audífono o dos? La eterna pregunta para muchos pacientes de pérdida auditiva que necesitan volver a oír correctamente y no tienen claro si adaptar sus dos oídos o sólo uno de ellos. La aclaramos aquí:

Si la naturaleza ha provisto al ser humano de dos oídos, es de suponer que este los necesita a ambos para escuchar lo que le rodea. Partiendo de esta reflexión tan básica, a la hora de elegir entre la adaptación de audífonos monoaural o biaural, todo apunta a que esta última será la más acertada en la mayoría de casos.

Sobre esto, y como ya hablábamos hace un tiempo en nuestro artículo publicado en la web especializada Mayores UDP , es normal que los profesionales de la audición, tras realizar las pruebas necesarias, aconsejen la adaptación de dos audífonos a los pacientes que sufren sordera en ambos oídos, incluso si esta es mayor en un oído que el otro. Así, aunque la decisión dependerá de los resultados obtenidos, esta adaptación biaural tiene grandes ventajas. Presta atención a las más importantes:

  • Escuchar todas las conversaciones. Una de las dificultades de las personas con pérdida auditiva es que les resulta muy complicado poder atender en una situación en la que se desarrollan varias conversaciones simultáneas. Usar dos audífonos en lugar de uno les ayuda a mejorar el entendimiento, permiténdoles hacer lo que se conoce como audición selectiva. Con ellos pueden centrarse en la conversación que les interese escuchar y entender cada palabra con mayor claridad.
  • Saber de dónde viene el sonido. Para las personas que escuchan correctamente es generalmente fácil saber desde dónde llegan los sonidos. A esto se le llama también localización y es importante para, por ejemplo, conocer la dirección del tráfico. Quienes utilizan dos audífonos pueden localizar con mayor facilidad los estímulos auditivos e interaccionar con el mundo de una forma más segura y sencilla.
  • La vida en estéreo. A todos nos gusta recibir sonidos nítidos y claros. Como cuando elegimos usar un sistema estéreo de dos altavoces en nuestros equipos de música, elegir dos audífonos en vez de sólo uno nos proporcionará la misma sensación. Con la adaptación biaural el rango de recepción de sonidos aumenta de 180º a 360º, consiguiendo que el sonido sea más balanceado y homogéneo.
  • Sonidos más suaves. Si utilizamos dos audífonos para volver a oír bien, es probable que no tengamos que subir tanto el volumen de estos como en el caso de utilizar únicamente un aparato. De esta forma, conseguiremos reducir la distorsión y percibir mejor los sonidos amplificados.
  • De 3 a 12 metros. Las personas que llevan dos audífonos para los oídos logran ampliar considerablemente su campo de audición, escuchando así los sonidos a mayor distancia. Para que te hagas una idea de hasta qué punto se amplifica el sonido, una voz que casi no oímos a 3 o 4 metros de distancia con un sólo oído, con los dos oídos podremos escucharla hasta a 12 metros.
  • Oídos siempre activos. El efecto de privación auditiva se produce cuando el oído no adaptado pierde la capacidad de escuchar y entender. Las investigaciones en este campo han demostrado que llevar sólo un audífono puede producir este efecto, así que usar dos audífonos hará que nuestros dos oídos siempre estén en buenas condiciones y, además, prevendrá el posible deterioro de nuestra audición.
  • Una mejora del tinnitus. Según los estudios, un 50% de las personas que sufren los molestos pitidos de los acúfenos dicen sentir alivio cuando llevan audífonos. Si además llevan dos en lugar de uno, evitan que haya un oído que se resienta más que el otro.

Ahora ya sabes lo que la adaptación de dos audífonos para el oído puede hacer por tu audición. Para conocer más sobre ella, visita nuestros centros auditivos en España, consulta a nuestro equipo de audioprotesistas y descubre si es la mejor opción para ti.

Fuente: Audioalba