¿Relación entre diabetes y pérdida de audición?

Numerosos estudios han demostrado que existe una relación entre la diabetes y la pérdida auditiva

Seguro que sabes lo que es la diabetes, ¿Pero sabías que tiene relación con la pérdida auditiva?


Consultando los datos de la Sociedad Española de Diabetes, conocemos que aproximadamente el 13% de los españoles mayores de 18 años sufren diabetes tipo 2, es decir, más de 5,3 millones de españoles padecen este tipo de diabetes.

Existen numerosos estudios que confirman la relación entre la pérdida auditiva y la diabetes. Concretamente, en uno realizado por el National Center for Rehabilitative Auditory Research se comprobó cómo los pacientes con diabetes tienen el doble de posibilidades de sufrir pérdida auditiva. Para realizar el estudio se escogió una muestra de 5.140 personas con edades comprendidas entre los 20 y los 69 años, entre los que había enfermos de diabetes y personas completamente sanas.
Se comprobó que el porcentaje de personas diabéticas con problemas auditivos para escuchar sonidos a media o baja frecuencia ascendía al 21%, mientras que el índice de usuarios sanos se situaba en torno al 9%, menos de la mitad.

Y aunque los datos que se revelan de los diferentes estudios demuestran una relación entre la pérdida auditiva y la diabetes, ¿Cuál es el verdadero motivo por el que se produce esta relación entre ambas patologías? Los investigadores apuestan por una posible correlación entre los niveles de glucosa en sangre y la pérdida de audición.

Hay además otras enfermedades relacionadas con la pérdida auditiva, como es el caso de la celiaquía. Hace un tiempo, The International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology abrió una posibilidad en la relación entre la pérdida de audición y la celiaquía. El estudio se realizó con un total de 110 niños, y se observó cómo la hipoacusia neurosensorial podía presentarse como un síntoma de la celiaquía fuera de los síntomas asociados con el sistema intestinal. Para poder extraer estas conclusiones se realizaron dos pruebas diferentes:

  •     Audiometría tonal: Mediante esta prueba se evalúa la capacidad auditiva del individuo, valorando así si se ha sufrido pérdida auditiva y en qué medida. Se observa además de qué manera reacciona el paciente ante los estímulos acústicos. Esta prueba puede realizarse utilizando unos auriculares (vía aérea) o mediante un objeto que vibre (vía ósea) colocándolo en el hueso mastoideo, detrás de la oreja.
  •     Timpanometría: Esta prueba se realiza para comprobar cuál es el estado del oído medio, la capacidad de movilidad del tímpano y de la cadena de huesecillos. No es una prueba auditiva como tal, sino que se usa como complemento de la anterior. De lo que se trata con esta prueba es conocer el comportamiento de la membrana timpánica hacia los diferentes estímulos sonoros. Para ello, se introduce un timpanómetro en el conducto auditivo que varía de presión para comprobar así las respuestas de la membrana.

En cualquier caso, tenga o no relación con alguna enfermedad, la pérdida auditiva es una realidad que se acentúa además con la edad. Si has notado que tu audición no es como antes y quieres conocer el grado de pérdida auditiva, en Audifón disponemos de los mejores especialistas para cuidar de tu salud auditiva. Tendrás acceso tanto a audiometrías como a entrenamientos auditivos, y gracias al uso de audífonos, tu calidad de vida seguirá intacta. 

Además gracias a los productos de nuestra tienda online podrás cuidar a la perfección tanto de tus audífonos como de tus oídos, porque la audición se merece los mejores cuidados con los mejores accesorios.

Acércate a tu centro Audifón más cercano, ponte en manos de nuestro cualificado equipo de audioprotesistas y soluciona los problemas derivados de la pérdida auditiva. No olvides que ¡Oír bien es vivir bien!