Descubriendo las silent discos

Imagina por un momento que una noche acabas en una discoteca en la que no se escucha la música: has llegado a una silent disco.

¿Para qué negarlo? Nos hemos acostumbrado al ruido, a los sonidos continuos que nos invaden en cualquier momento. Ahora una nueva iniciativa de ocio nos propone pasar al silencio absoluto.

Silent discos. Así es como se conoce a estos locales que resultan ser tendencia en capitales europeas como Londres o Lisboa. ¿Pero en qué consisten exactamente estas discotecas silenciosas y qué tipo de público tienen?

En estos locales los clientes también disfrutan bailando y escuchando música, pero aquí la peculiaridad es que lo hacen solos. En una silent disco te vale con unos auriculares para pasar el rato: tú y la música que escoges sois lo único que importa.

Por supuesto, al haber auriculares los altavoces no existen, lo que hace de estas discotecas lugares especialmente considerados con la audición de las terceras personas.

Como decimos, Londres parece ser una de las ciudades que más está promocionando este tipo de ocio acústicamente amable y las silent discos que alberga van desde pequeños recintos hasta el piso 33 del edificio más alto de la urbe, The Shard.

Quienes gestionan o acuden a estas discotecas tienen muy clara una de sus ventajas principales: la reducción del ruido y, por tanto, el beneficio para la salud auditiva.

No obstante y como advertimos siempre desde el blog de Audifón, el uso de los auriculares en las silent discos debe hacerse de una forma responsable para nuestra audición.

Si tú también te tomas muy en serio la salud de tu oído y crees que puede estar afectada, visítanos en nuestros centros auditivos para que nuestros expertos en audiología te aconsejen.