¿Afecta la sinusitis a tu oído?

Si eres de los que sufre de sinusitis al menos una vez al año, esto te interesa y a tu oído también

Ya sabes que debes revisar tus oídos al menos una vez al año, pero si sufres de sinusitis a menudo, deberías hacerle una visita a tu otorrino para que vigile la salud de tu oído.

Llega el invierno y el frío y los procesos gripales y catarros se instalan en nuestras vidas. Con estas frías temperaturas nuestra nariz, los oídos, la garganta e incluso los ojos sufren algo más que en cualquier otra estación del año. Aunque la sinusitis no es un constipado ni tampoco una gripe, guarda una pequeña relación con el oído y la pérdida de audición. ¿Quieres saber por qué?

La garganta y el oído están directamente conectados. Es normal que un dolor de garganta se traduzca también en dolor de oídos, pero ¿qué tiene que ver la sinusitis en todo esto? ¿qué es la sinusitis? Empecemos por el principio:

La sinusitis es la inflamación de los senos paranasales, esos espacios huecos por donde pasa el aire hacia el interior de los huesos que están alrededor de la nariz. La sinusitis puede aparecer por una infección o con un simple constipado y acabar en un ataque de sinusitis duradero o recurrente sucediendo varias veces al año. Entre tanto, se suceden los síntomas: fatiga, tos, fiebre, debilidad, dolor de cabeza, congestión sin olvidarnos del dolor de oído.

Sí, la sinusitis es otra de esas dolencias comunes que afectan en menor medida al oído. El sonarse constante la nariz (como también ocurre con la gripe o los constipados) puede ocasionarnos un caso leve de pérdida de audición y la sensación de tener los oídos taponados. Cuando existe congestión nasal la trompa de Eustaquio tiende a bloquearse en el extremo que desemboca en la fosa nasal y es entonces cuando el oído puede sufrir un taponamiento.

La sinusitis, aparte de acarrear pérdida de audición, también puede causar acúfenos o el llamado tinnitus. Los acúfenos son uno de los efectos secundarios de las infecciones de oído y también de la sinusitis. Los pacientes que pasan por un proceso de infección auditiva o conviven con la sinusitis son más propensos a sentir esos zumbidos o pitidos en los oídos. Sabiendo todo esto, no olvidemos que las causas principales de los acúfenos en los oídos son: ruidos fuertes, exceso de cera en el oído y lesiones o infecciones auditivas.

Al oído hay que cuidarlo y mimarlo siempre pero aún con la llegada del invierno y las frías temperaturas. Antes de que sea demasiado tarde, pide cita a tu otorrino de confianza para que revise cómo está tu audición y si usas audífonos, ven ya a tu centro Audifón más cercano y nosotros nos encargamos de revisar tus audífonos de última generación.

Si aún no eres cliente de Audifón, ven ya y así podrás disfrutar de la revisión de tus audífonos de última generación y de audiometrías gratuitas. ¡No esperes más!