¿Qué son los audífonos retroauriculares?

Si tienes pérdida de audición, los audífonos retroauriculares RIC pueden ser la solución a tu problema auditivo

Ante la pérdida de audición, los audífonos son la vía de salvación para volver a oír. Los aparatos auditivos existen para evitar el aislamiento social de las personas que no oyen como deberían. 

Los audífonos se crearon en el S. XIX para poder solucionar las alteraciones auditivas de las personas. Conforme avanza la sociedad y la tecnología, los aparatos para la sordera han experimentado modificaciones para mejorar la calidad de vida de la población con problemas auditivos. 

La función básica de los audífonos no es otra que corregir la pérdida auditiva o la hipoacusia.  Los audífonos retroauriculares RIC o de adaptación en abierto están indicados para pérdidas de audición leve o moderada. Se acoplan perfectamente a la oreja y su tubo acústico se inserta en el conducto auditivo para transmitir el sonido amplificado. 

Los audífonos retroauriculares o audífonos RIC son fáciles de manejar y de hacerse con ellos los primeros días de uso. Con la ventaja de que son muy discretos. 

Aparte de las características técnicas como el tamaño o el diseño, ¿qué características tiene un audífono retroauricular?

  • Recepción del sonido en las mejores condiciones
  • Sistema acoplamiento
  • Conectividad
  • Reducción de ruidos
  • Conversores de frecuencia

¿A quiénes van dirigidos los audífonos retroauriculares? 

Aunque son aptos para todo tipo de pérdidas auditivas están dirigidos especialmente para: 

  • Niños. Se adaptan muy bien a los más pequeños, sobre todo a los menores de 10 años. ¿Por qué? Porque durante la etapa de crecimiento, el oído cambia su forma y los audífonos retroauriculares son una de las opciones más idóneas para corregir la pérdida auditiva. Además, para que los niños se puedan mover con toda la autonomía posible, estos dispositivos son perfectos para ello porque son más fáciles de manipular y colocar que otros tipos de audífonos. 
  • Pacientes con mucha cera en el oído. Los audífonos retroauriculares son muy fáciles de limpiar. Con el paño y el cepillo, los accesorios para la limpieza del audífono, mantener el audífono limpio es muy fácil. Nos ayudarnos del cepillo para limpiar el acoplador y del paño para limpiar la oliva. 

Si usas audífonos a diario para mejorar tu audición debes hacer esta rutina de limpieza para mantener el audífono en perfectas condiciones, así como su conservar su funcionamiento óptimo. 

En Audifón, al comprar tus audífonos, te obsequiamos con el kit de limpieza para que puedas limpiar tus audífonos en casa sin la ayuda de un audioprotesista. En los centros auditivos Audifón te enseñamos cómo limpiar tus audífonos de última generación, concretamente cómo limpiar el micrófono y el auricular, sus dos partes principales. 

Cuando usas un audífono a diario, recuerda que es muy importante conocer las partes del audífono y cuáles de ellas debes limpiar. Acude ya a tu centro Audifón y compra los audífonos que mejor se adapten a tu oído y sistema auditivo