De nuevo depresión y pérdida auditiva se cogen la mano

Expertos en salud auditiva vuelven a poner el acento en esta relación peligrosa entre sordera y depresión.

Fue en la pasada convención anual de la American Psychological Association, en Toronto, donde se destacaron los resultados de varios estudios sobre pérdida de audición y trastornos psicológicos.

La pérdida auditiva fue protagonista en la última convención de la American Psychological Association, celebrada en Toronto. Durante el encuentro se relacionó una vez más la sordera con los trastornos depresivos.

Según los estudios, no tratar una pérdida de audición conduce con frecuencia a enfermedades mentales. Y es que entre los efectos de esta merma en la audición, además de los consabidos impedimentos físicos, se cuentan la depresión, la ansiedad y trastornos cognitivos como la demencia.

En esta línea, los resultados de una investigación reciente realizada por el Consejo Nacional sobre el Envejecimiento, en la que se incluyó a 2.304 pacientes, revelan que el porcentaje de riesgo de las personas que no utilizan ayudas auditivas de desarrollar depresión es un 50% mayor que el que tienen los usuarios de audífonos.

Como asegura David Myers, profesor de psicología del Hope College de Michigan: "La ira, la frustración y la ansiedad son comunes cuando las personas descubren que tienen dificultades de audición, pero alentarlos a buscar ayuda y utilizar audífonos puede ayudarles a lograr una mejor salud emocional y cognitiva".

Si este es tu caso, no esperes más y acércate a nuestros centros de audición para que nuestros profesionales audioprotesistas pongan fin a tu problema.

Fuente: ANA