Huye de los ‘falsos audífonos’

Los audífonos baratos no son una buena opción para mejorar tu audición 

Solucionar tu problema auditivo empieza por ponerse en manos de profesionales expertos en la audición y por usar audífonos de calidad. 

Puede que el precio te tiente a la hora de comprar un audífono, pero la realidad es otra. Los audífonos baratos o comercializados como simples amplificadores de sonido no son la solución a tu problema auditivo. 

Tras la última denuncia de FACUA (Organización de Consumidores y usuarios) con la que una cadena de supermercados se vio obligada a retirar de sus estantes unos amplificadores que comercializaba como audífonos, desde Audifón recordamos la importancia de usar aparatos auditivos de calidad y sometidos a los controles exigidos. Las autoridades sanitarias desaconsejan el uso de amplificadores de sonido para aquellas personas con algún tipo de sordera o con dificultades auditivas e insisten en la importancia de adquirir audífonos de calidad para tratar los problemas de audición. 

A simple vista, confundir amplificadores de sonido con audífonos es fácil. Pero lo cierto es que sus características y funcionalidades no coinciden. Los audífonos tienen que pasar controles de seguridad, evaluación y control y son productos sanitarios para recuperar y mejorar la adición. En cambio, los amplificadores de sonido están dirigidos a personas con una audición normal y que solo en un momento determinado necesitan escuchar un sonido con un poco más de volumen. De esta forma, este dispositivo se limita a amplificar las frecuencias sin que el sonido penetre como debería en el conducto auditivo. 

Pero ¿cuáles son las características que debe tener un audífono?

Además de tener en cuenta factores como el tamaño, el diseño, el tipo de audífono y las características técnicas propias del audífono, éstas son las propiedades que debe tener un audífono: 

  • Conectividad
  • Recepción óptima del sonido
  • Sistema antiacoplamiento
  • Reductores de ruido
  • Conversores de frecuencia

No pongas tu salud auditiva en manos de falsos audífonos o audífonos baratos. Sanidad desaconseja la utilización de estos aparatos por no cumplir con las funciones propias de un audífono porque no son los “ideales para personas con problemas auditivos”. Tanto estos artículos como los complementos para tu audición deben pasar los controles necesarios y disponer de unas características reguladas para ayudarte a oír como te mereces. 

No sólo importa el precio de los audífonos. El coste del audífono varía en función del modelo y de los servicios que ofrece. Tu pérdida auditiva no tiene un precio y es por ello, que debemos cuidar nuestra salud auditiva con los mejores artículos y complementos como los que te ofrecemos en nuestra tienda online

Desde Audifón advertimos que los amplificadores de sonido camuflados como audífonos no son los dispositivos adecuados para cuidar tu salud auditiva. En los centros auditivos Audifón y gracias a nuestro equipo de audioprotesistas podrás resolver todas las dudas que puedan surgirte acerca del uso audífonos y sobre tu audición. 

Busca tu gabinete Audifón más cercano y disfruta oyendo con la tecnología más puntera en audífonos y con las instalaciones con el equipamiento más moderno para tratar tu problema auditivo.