Bastoncillos para el oído

Limpiar nuestros oídos con estos instrumentos no es siempre la opción más recomendable.
Descubre los inconvenientes que tiene usar estos bastones.

Comercializados como producto de limpieza infantil, los bastoncillos para los oídos son hoy en día de uso común entre la población.

Pese a que mucha gente los use no quiere decir que sean recomendables para nuestra audición. De hecho, los bastoncillos para limpiar el oído pueden causar daños irreversibles, además de ser innecesarios ya que, aunque muchas personas no lo sepan, el oído es un órgano que se limpia solo.

Introducir estos bastoncillos en nuestro conducto auditivo tan solo hace que empujemos la cera y generemos un tapón que, a la larga, nos haga perder audición. 

Además, gracias al cerumen que se acumula en el canal, nuestros oídos están protegidos contra infecciones y, cuando nos damos un baño en la piscina o en el mar, son capaces de expulsar el agua que se acumula.