Cóclea o caracol

Esta estructura en forma de tubo enrollado situada en nuestro oído interno cumple una función fundamental.

La cóclea o caracol alberga en su interior el Órgano de Corti,
responsable del sentido de la audición.

Conocida antiguamente como caracol por su forma, la cóclea transforma los sonidos en mensajes nerviosos y los envía al cerebro. Está situada en el hueso temporal y es la parte encargada de la función auditiva en el oído interno. Está en contacto con el oído medio por dos orificios conocidos como ventana oval, sobre la que se adosa el estribo, y ventana redonda, que sirve como sistema de descompresión.

En su interior se encuentra el órgano de Corti, es el encargado de la audición. Dentro de él se encuentran 3 conductos en los que se encuentran células ciliadas. Éstas son las encargadas de transformar las vibraciones del sonido en impulsos nerviosos que llegan hasta el cerebro. Es una parte muy importante que actúa como fonoreceptor.

La forma de caracol se debe al sistema de tubos enrollados, uno al lado del otro, llamados: rampa vestibular, rampa coclear y rampa timpánica, y están separadas entre sí por dos membranas, la de Reissner y la basilar. La función que realiza la membrana de Reissner, que separa concretamente las rampas vestibular y coclear, es mantener la endolinfa en la rampa media. La membrana basilar es la que se interpone entre la membrana coclear y la timpánica.