Hiperacusia

También conocida como algiacusia, esta patología del oído consiste en la disminución de la tolerancia al sonido.

Hasta hace muy poco la hiperacusia no estaba correctamente diagnosticada y las quejas de sus pacientes eran a menudo ignoradas.

En la actualidad se sabe que esta patología es una reacción a ruidos anormalmente fuertes que se origina en el interior de las vías auditivas.

Los pacientes que sufren hiperacusia experimentan incomodidad física cuando se exponen a estos sonidos. La fuerza de su reacción viene determinada por las características físicas del ruido, como su espectro y su intensidad.

Aunque su orígen es, por el momento, desconocido, sí se sabe con seguridad que no está relacionada con los umbrales auditivos. Es decir, que los pacientes con hiperacusia pueden disfrutar de una correcta audición o sufrir problemas auditivos.