Pérdida auditiva

La pérdida auditiva es una sensibilidad reducida a los sonidos que normalmente puede oír el ser humano.

Pudiéndose presentar en diferentes tipos o niveles, este déficit
de la audición resulta un obstáculo en la comunicación.

¿Sabías que aproximadamente una de cada cinco personas adultas padece algún nivel de pérdida de audición?

La pérdida auditiva resulta de la incapacidad de nuestro sistema auditivo para captar ciertos estímulos sonoros.

Aunque es sobre todo un déficit que se atribuye a los individuos de más de 55 años, la pérdida auditiva puede darse también en gente más joven e incluso en los más pequeños.

En cuanto a los grados que existen de esta afección del oído podemos encontrar varios diagnosticados: desde una pérdida auditiva muy leve, pasando por la moderada y la severa y hasta llegar a la profunda, cuando dejamos de percibir cualquier sonido.