Sistema vestibular

También conocido como aparato vestibular, está relacionado con el equilibrio y el control del espacio.

El sistema vestibular humano se encuentra en el oído interno y regula nuestro propio movimiento.

Este sistema detecta el movimiento en colaboración con los sistemas propioceptivo y visual. Lo hace por medio de dos tipos de receptores distintos.

Por un lado, el aparato otolítico, que está formado por el utrículo y el sáculo y es el responsable de detectar la posición de la cabeza y el cuerpo en el espacio y de controlar la postura. 

Los otros receptores son los canales semicirculares, dentro de los cuales están la endolinfa y las células ciliadas, que se mueven según el movimiento de la cabeza y transmiten impulsos hasta el cerebro. En realidad, cualquier posición o movimiento de nuestra cabeza tendrá como resultado la estimulación de alguna combinación de células ciliadas receptoras vestibulares. Cuando el oído interno y el cerebro han sido afectados por una enfermedad o un accidente, suelen presentarse desórdenes vestibulares.