La hipoacusia en los bebés

Los expertos coinciden: la detección precoz de la hipoacusia es clave en los recién nacidos. ¿Sabes por qué?

Los protocolos para detectar sordera en los bebés son fundamentales a la hora de adelantar las terapias para su desarrollo emocional y el de su lenguaje .

Si este desarrollo cognitivo no se pone en marcha desde el principio, puede ser ineficaz. Por ese motivo, desde 2003 nuestro país cuenta con programas de detección precoz de hipoacusia infantil, cuyo objetivo es diagnosticar cuanto antes trastornos auditivos en los recién nacidos.

Este sistema consiste en una prueba principal llamada otoemisión que se realiza antes del primer mes de vida del bebé y en la que se emite un sonido a través de un auricular colocado en su oído. Si la audición es normal, el equipo registra una señal. Más adelante se realizará otra prueba para descartar que el resultado de esta primera no ha sido interferido por la existencia de cera o de líquido amniótico en el canal auditivo del pequeño.

Actualmente uno de cada mil recién nacidos tiene sordera profunda y entre tres y cinco de cada mil padecen algún problema auditivo. Estas alteraciones en su oído, si no se toman medidas tempranas, acabarán influyendo en el aprendizaje del habla y en el desarrollo emocional de los bebés afectados.

Viendo estos datos, desde Audifón queremos enfatizar la importancia de la prevención tanto en niños como en adultos. Si tú también necesitas un diagnóstico profesional, no dudes en visitar nuestros centros de audición en toda España. Te esperamos.

Fuente: Con Salud