La regla de los 100 decibelios (y cómo nos la saltamos)

Diariamente machacamos nuestros oídos exponiéndolos a sonidos que superan nuestro límite auditivo.

 

¿Sabías que, según los expertos, el oído humano no está preparado para recibir 100 decibelios dentro del tímpano?

Por qué seguimos sometiéndoleo a esta tortura acústica es aún es un misterio, pero lo que sí sabemos es cómo y dónde traspasamos la regla de los 100 decibelios (dB).

Según una entrevista publicada en 20 minutos a Isabel Varela-Nieto, experta en audición del Instituto de Investigaciones Biomédicas ‘Alberto Sols’, solo el volumen de los dispositivos de audio personales, como los auriculares, puede oscilar entre los 75 y 136 dB a su capacidad máxima.

Por otro lado, en discotecas y bares los niveles medios de ruido se acercan o superan los 100 dB, al igual que pasa en las instalaciones deportivas, con una horquilla que fluctúa entre los 80 y los 116 dB.

Por su parte, la OMS nos recuerda que si un individuo se expone más de 15 minutos a estos niveles acústicos sus oídos comenzarán a sufrir y que, actualmente, hay más de 43 millones de jóvenes de entre 12 y 35 años con discapacidades auditivas.

Puede que las malas prácticas a las que sometemos nuestro oído adelanten el deterioro auditivo del ser humano y, sobre esto, la experta nos alerta: a este paso, dentro de no mucho, la presbiacusia llamará a nuestra puerta cuando cumplamos los 40 o 50 años. Hay quien habla ya de la 'sordera del mp3'.

Si quieres evitar que este sea tu caso, recuerda que hay maneras de conseguir un mundo acústicamente amable. Si crees que tus oídos ya pueden estar afectados y quieres encontrar la solución con nuestros audífonos de la mejor calidad, no dudes en llamar al 902 303 306 o al 91 436 25 99 o visitar nuestros gabinetes auditivos Audifón por toda España.