Niños con hipoacusia

La hipoacusia afecta a muchos niños en el mundo. Descúbrelo aquí.

¿Qué es la hipoacusia?  ¿Cómo puede afectar esta patología del oído al desarrollo del pequeño? Son muchas las preguntas que rodean a este problema auditivo. Descubre las respuestas aquí.

La hipoacusia es la pérdida auditiva en personas jóvenes. Esta patología auditiva no sólo es responsable de la pérdida de audición, sino que también puede ocasionar dificultades en el desarrollo del lenguaje. Y es que la hipoacusia puede afectar a la capacidad del paciente en campos concernientes a la comunicación.

Existen dos tipos de hipoacusia que se determinan en función de su localización. Por un lado, tenemos la hipoacusia de transmisión. Esta patología afecta al oído externo y al oído medio. El primero comprende a la oreja y al conducto auditivo, elementos cuya función es recoger y transmitir el sonido al oído medio.

Éste transforma el sonido en vibraciones mediante el tímpano para después enviarlo al oído interno gracias a los tres huesos que lo componen: el martillo, el yunque y el estribo. Este tipo de hipoacusia puede producirse por un traumatismo o por una otitis media.

Otro tipo es la hipoacusia de percepción. Ésta está localizada en el oído interno o incluso en el nervio auditivo. El primero está compuesto por la cóclea o caracol y por el propio nervio auditivo, elementos que transmiten los impulsos eléctricos del sonido al cerebro.

Uno de los principales problemas asociados a este tipo de sordera en niños, es la dificultad que presentan a la hora de absorber y reproducir el lenguaje. Esto supone un gran impedimento a la hora de comprender conceptos, conocimientos y todo lo que sucede a su alrededor.

En Australia se llevó a cabo una investigación en la que se tomó como muestra a 87 niños con discapacidad auditiva comprendidos entre los 7  y los 8 años. Se pudo demostrar que estos niños presentaban una diferencia de hasta casi diez meses en el ámbito de la lectura, respecto a otros compañeros.

Además, este estudio puso de manifiesto la relación que existe entre la capacidad de asimilación del lenguaje y la capacidad auditiva. En cifras, un 26% de estos niños con problemas auditivos presentaban mayores dificultades a la hora de la expresión y la compresión hablada. Otro de los factores que se ve afectado por la sordera es la pronunciación de las palabras.

Instituciones de renombre como la Organización Mundial de la Salud o el Portal de Salud de la Comunidad de Madrid insisten en la necesidad de detección temprana. Si estas deficiencias auditivas no se detectan a tiempo, pueden acarrear graves consecuencias no sólo cognitivas, sino también emocionales y sociales, tanto en su entorno escolar como en el familiar.

Una de las pruebas a recién nacidos más realizadas es el cribado neonatal auditivo. Tal y como explica el Portal de Salud de la Comunidad de Madrid, cinco de cada mil niños sufren hipoacusia al nacer. Esta prueba auditiva se realiza a todos los bebés recién nacidos mediante un adaptador que produce un conjunto de sonidos. Este mismo aparato recoge las respuestas que se producen en la cóclea. También puede realizarse mediante unos sensores colocados en el cuero cabelludo. Estos dispositivos recogen la actividad eléctrica generada en el oído y, por consiguiente, en el cerebro al recibir y reaccionar a los estímulos sonoros.

La solución auditiva más utilizada para mejorar la calidad de vida de los niños con hipoacusia, es el uso de audífonos. En Audifón podrás encontrar los audífonos más avanzados del mercado, fabricados por las mejores marcas de Europa y de Estados Unidos.  

Estos aparatos para el oído de última generación, presentan una serie de prestaciones que debes tener en cuenta a la hora de decidir volver a oír bien, como pueden ser la conectividad, el sistema de acoplamiento, la óptima recepción del sonido, los conversores de frecuencia o incluso los reductores de ruido.

Además, podemos llevar a cabo diferentes actividades para mejorar la compresión de los niños con hipoacusia. Por ejemplo, podemos reforzar la capacidad del habla con las letras de las canciones o mejorar la capacidad de comprensión de conceptos mediante elementos visuales o interactivos.

Es importante realizar otro tipo de actividades con los niños con discapacidad auditiva, como puede ser leer en voz alta o promover la inclusión con actividades al aire libre. Siguiendo esta vía, es de vital importancia no hacer diferencias entre los juguetes que utilizan los niños con hipoacusia y los otros compañeros.

La televisión se presenta también no sólo como una modalidad de entretenimiento, sino que el uso de subtítulos en sus dibujos animados favoritos fomentará la lectura y la comprensión del lenguaje hablado y escrito.

En Audifón seguimos apostando por la necesidad de una revisión anual de los oídos, sea cual sea la edad del paciente. Esto puede ser clave para prevenir futuros problemas auditivos. Puedes solicitar una audiometría completamente gratuita, en cada uno de nuestros gabinetes auditivos repartidos por toda España.