Atresia

También conocida como estenosis, esta estrechez del canal auditivo externo puede ser total o parcial.

La atresia es un defecto de nacimiento que puede derivar en sordera y que solo tiene un tratamiento posible: la cirugía.

Algunos niños nacen con lo que se conoce como atresia o estenosis del canal auditivo externo. Esto es una malformación del mismo por falta de un correcto desarrollo y suele derivar en pérdida auditiva.

Las personas que sufren atresia tienen un revestimiento óseo que separa su conducto auditivo externo del oído. En casos de atresia total no existe conducto auditivo externo; en su lugar hay una obstrucción completa del orificio externo en la piel. Cuando la atresia no es total el canal auditivo se estrecha de forma anormal.

Para tratar esta patología y evitar la pérdida auditiva es necesario el tratamiento quirúrgico, aunque también existe otra opción: un implante auditivo de conducción ósea que hace que sea posible superar la obstrucción del canal y que el sonido llegue al oído interno.